Mundo Ciencia

El observatorio ALMA, nueva ventana al universo

Audio 12:15
Antenas parabolicas de ALMA en el llano de Chajnantor, a cinco mil metros de altura
Antenas parabolicas de ALMA en el llano de Chajnantor, a cinco mil metros de altura Reuters/Ivan Alvarado

El 13 de marzo del 2013 fue inaugurado oficialmente el observatorio ALMA, en Atacama, Large Millimeter Array por sus siglas en inglés; desde entonces, este radiotelescopio ha podido observar el universo de otra manera, detectando galaxias sumamente lejanas y frías. Así también, ha podido obtener imágenes muy detalladas de estrellas y planetas en proceso de nacimiento.

Anuncios

ALMA es el mayor radiotelescopio terrestre en el mundo. Sus 66 antenas, que funcionan como una sola, permiten escudriñar el universo hasta sus confines más lejanos. Una instalación astronómica internacional que asocia a Europa, Norteamérica y Asia del Este, en colaboración con Chile.

Antonio Hales es astrónomo del equipo de operaciones científicas de este observatorio. De visita por París, vino hasta nuestros estudios para hablarnos sobre este singular telescopio: “ALMA es el observatorio más poderoso funcionando sobre la tierra. Las 66 antenas conectadas funcionan como si fuera un gran telescopio de 15 kilómetros de diámetro. (ALMA nos permite) entender los orígenes del universo, de las galaxias, de las estrellas, de los planetas y eventualmente de nuestra propia vida”.

Las antenas de ALMA, de 7 y 12 metros de diámetro, están diseñadas para observar longitudes de ondas milimétricas y submilimétricas del espectro electromagnético, lo que le permite detectar otro tipo de fenómenos del espacio. 

Hace poco se descubrieron, gracias a este observatorio, moléculas orgánicas complejas en el disco protoplanetario, alrededor de una joven estrella. Estas moléculas se consideran los componentes esenciales para que se origine la vida.

El observatorio ALMA se encuentra a cinco mil metros de altura, en el llano de Chajnantor, desierto de Atacama, en un lugar de extrema aridez, con tan solo 2 % de humedad: “Estos dos factores conjugados hacen que este lugar posea un gran potencial para la astronomía” explica Antonio Hales.

A cinco mil metros de altura hay muy poco oxígeno, por lo que la sala de control de las antenas se encuentra a tres mil metros de altura, y los ingenieros que tienen que ir al observatorio lo hacen por breves periodos de tiempo, durante el día.

Entre los numerosos artículos publicados en revistas internacionales, destaca la imagen obtenida por ALMA del anillo polvoriento en torno a HL Tauri, una estrella situada a 450 millones de años luz de distancia, en la constelación de Taurus.

Entrevistado: Antonio Hales, astrónomo del equipo de operaciones científicas de ALMA.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas