Vida en el Planeta

El Papa emite su encíclica "ecológica"

Audio 04:36
El papa Francisco.
El papa Francisco. REUTERS/Tony Gentile
Por: Santiago Rosero
7 min

El papa Francisco acaba de emitir oficialmente la primera encíclica de su mandato. Lleva por título "Laudato Si" (Alabado seas), por el cuidado de la casa común.

Anuncios

Se trata de un documento de 200 páginas dedicadas a reflexionar sobre la situación del medio ambiente en el planeta. Con bastante firmeza, el papa Francisco denuncia cómo el consumismo, el capitalismo salvaje y la manera irresponsable de conducir la política y las finanzas han contribuido a deteriorar lo que en el documento llama la casa de todos, la madre tierra, la hermana.

En la presentación de la denominada encíclica “verde” o “ecológica”, el cardenal Peter Turkson dijo que esas ideas incluidas en el texto parten de “la constatación de que la Tierra, nuestra hermana, maltratada y saqueada, se lamenta”, y añadió que “el papa Francisco invita a tomar conciencia de eso y a que los individuos y la comunidad internacional emprendan una conversión ecológica hacia la cura de la casa común”.

En su encíclica, Francisco propone un nuevo modelo de desarrollo, sostenible y solidario, y en seis capítulos analiza las razones de la destrucción del planeta, señalando que la mala gestión del agua, la pérdida de la biodiversidad o la desigualdad entre regiones ricas y pobres constituyen los mayores desafíos que tiene la humanidad. Desde esa perspectiva, la defensa de la ecología se presenta como la posibilidad de una solución integral.

El padre Juan Martí, miembro de la orden franciscana en Valencia, España, de la que hace parte la oficina Justicia, paz y salvaguarda de la creación, dedicada a reflexionar sobre temas ambientales, señala que “con la defensa de la creación que Dios ha puesto en nuestras manos no habrá guerras ni deseos lucrativos, porque seremos todos hermanos, hijos de Dios”.

La encíclica papal está inspirada en el “Cántico de las criaturas”, un poema de San Francisco de Asís, escrito en 1226, y considerado el primer manifiesto ecológico y teológico, pues en él se hace un voto de gratitud y protección a la naturaleza. Siete siglos después, la encíclica del papa argentino no constituye un documento de política ambiental sino uno de magisterio que debería regir esencialmente a nivel moral, y que se dirige “no sólo a los católicos sino a toda la humanidad”.

El documento fue publicado en esta época del año con la intención de que sea un “aporte importante”, han dicho las autoridades del Vaticano, a la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se celebrará en diciembre en París. Al considerar que el calentamiento global existe y que en buena parte se debe al uso de combustibles fósiles como el petróleo y el carbón, la encíclica se alinea con la ciencia, representada entre otros por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas