Saltar al contenido principal
Mundo Ciencia

El "nuevo" Museo del Hombre

Audio 11:56
El museo del Hombre ocupa una parte del Palacio de Chaillot. Las obras de renovación duraron 6 años
El museo del Hombre ocupa una parte del Palacio de Chaillot. Las obras de renovación duraron 6 años Musée de l'homme

El museo del Hombre vuelve a abrir sus puertas, después de seis años de obras de renovación. Justo enfrente de la Torre Eiffel, este museo propone al visitante una nueva imagen, mucha más dinámica y global que la anterior versión. Una visión interdisciplinaria en este recinto que también es un laboratorio, con 150 investigadores de diversas especialidades.

Anuncios

Lo primero que llama la atención de este museo del Hombre es su excelente ubicación, en la colina de Chaillot, con una vista privilegiada sobre la Torre Eiffel. Lo segundo es su monumental arquitectura neoclásica. Pero el interior del Museo del Hombre, fundado en 1937 por Paul Rivet, ha sido replanteado completamente y vuelve a renacer, por así decirlo, de sus cenizas, después de que años atrás, a gran pesar de los investigadores del museo del hombre, una parte importante de sus colecciones fue sustraída para llevarla al flamante y nuevo museo del Quai Branly.

Había pues que reinventarse y volver a encontrar una identidad, ya que el museo sigue teniendo una gran colección de objetos pertenecientes a la prehistoria, la antropología y la etnología. Un museo consagrado al hombre en todas sus dimensiones, en un cruce de diversas disciplinas. El museo se articula en torno a tres preguntas existenciales: ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? y ¿A dónde vamos?.

Estas tres preguntas definen un recorrido museográfico organizado en una galería evolutiva. Una galería luminosa y agradable con vista a los jardines de Trocadero y a la Torre Eiffel. Entre las joyas de las colecciones del museo del hombre podemos citar la Venus de Lespugue, esculpida hace 20 mil años, un cráneo de Cro-magnon y dos del hombre de Neandertal. Sin olvidar los 30 mil esqueletos y cráneos guardados en sus reservas.

En total, son 150 investigadores de diversas disciplinas que trabajan en este museo laboratorio. Y un punto de encuentro entre investigadores y el público, es el llamado Balcón de la Ciencia.

A través de numerosas pantallas interactivas, el visitante puede conocer  aquí el trabajo que los investigadores hacen en el terreno. El Balcón de la Ciencia además se encuentra en una parte del museo de una gran belleza arquitectónica, con el célebre techo de cristal concebido por el arquitecto Davioud, un vestigio del antiguo palacio de Trocadero, de 1878.

El museo del hombre atrajo en su primer fin de semana de apertura a más de 20 mil visitantes. Un buen signo para este museo cuya renovación tuvo el costo exorbitante de 92 millones de euros.

Entrevistados: Serge Bahuchet, profesor de etnobiología, Paul Verdu, investigador de genética de las poblaciones y Franz Manni, investigador, los tres trabajan en el Museo-Laboratorio del Hombre. 

 

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.