Saltar al contenido principal
Salud y bienestar

Las lecciones del ébola: estar mejor preparados ante futuros brotes

Audio 14:21
Trabajadores sanitarios nacionales de Médicos sin Fronteras en Liberia durante la epidemia del ébola. En el pico del brote, MSF empleó a casi 4 mil trabajadores humanitarios nacionales.
Trabajadores sanitarios nacionales de Médicos sin Fronteras en Liberia durante la epidemia del ébola. En el pico del brote, MSF empleó a casi 4 mil trabajadores humanitarios nacionales. AFP PHOTO / DOMINIQUE FAGET
Por: Ivonne Sánchez

La epidemia del ébola en África Occidental contagió a más de 28 mil personas, de las cuales, 11 mil murieron; esta enfermedad entra ahora en una nueva etapa, la de alta vigilancia. Organizaciones como Médicos sin Fronteras (MSF) mantiene su presencia en Liberia, Sierra Leona y Guinea. Un momento también para reflexionar sobre las lecciones que nos deja esta epidemia, la más mortífera desde que se identificó el virus hace 40 años.  

Anuncios

El brote del ébola emergió en diciembre del 2013 en Guinea Conakry para luego propagarse a las vecinas Liberia y Sierra Leona, los tres países más afectados, antes de golpear en menor medida a Nigeria y Mali. Entre junio y septiembre del 2014, tuvo el riesgo de convertirse en una epidemia fuera de control. En ese momento, la organización Médicos sin Fronteras, presentes en el terreno, hizo un llamado urgente a la comunidad internacional para apoyar la lucha contra esta enfermedad.

Crisis sanitaria que mostró los límites del sistema de salud mundial

La epidemia del ébola en África Occidental duró dos años y por el momento está bajo control, aunque un nuevo caso fue confirmado recientemente en Sierra Leona. Prueba de que nuevos brotes pueden surgir en un futuro.

Una crisis sanitaria que demostró que el mundo no está equipado para lidiar con crisis de salud pública internacionales, sobretodo en países pobres.

El poder de salud global cambió

Otro aspecto que salió a relucir fue que el poder de salud global cambió. Fueron las organizaciones no gubernamentales como Médicos sin Fronteras, caridades religiosas y grupos locales los que lideraron la batalla contra el Ebola. La Organización Mundial de la Salud reconoció en abril del 2015 que su respuesta al brote y posterior epidemia del virus del ébola fue lenta e insuficiente. Para que esto no se vuelva a repetir, la OMS prometió reformar su institución en este aspecto y capacitar a más de dos mil profesionales que puedan actuar de manera inmediata. Así también este organismo contará con un fondo de contingencia de unos 100 millones de dólares.

4 mil trabajadores humanitarios nacionales

En el pico de la epidemia, MSF empleó a casi 4 mil trabajadores humanitarios nacionales y 325 internacionales. De éstos, 14 fallecieron y 28 fueron contagiados.

En total, fueron 500 trabajadores nacionales de diversas organizaciones que murieron en la lucha contra el ébola.

MSF por su parte mantiene su presencia en Liberia, Sierra Leona y Guinea a través de clínicas de apoyo para supervivientes del ébola, se calcula que son 14 mil personas,  muchos de los sobrevivientes sufren de problemas de salud, estigmatización y sentimiento de culpabilidad.

Entrevistado: Luis Encinas, experto en ébola y responsable de Médicos sin Fronteras (MSF) en África Occidental. @encinas2006

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.