Turquía y Arabia Saudí prodrían lanzar una operación terrestre anti-EI en Siria

Anuncios

Estambul (AFP)

Turquía y Arabia Saudí podrían lanzar una operación terrestre contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria y el reino wahabita enviará además aviones de guerra a una base turca para combatir a los extremistas, anunció este sábado el ministro de Relaciones Exteriores turco.

"Si hay una estrategia (contra el EI), entonces Turquía y Arabia Saudí podrían entrar en una operación terrestre", dijo el ministro turco de Relaciones Exteriores, Mevlut Cavusoglu, citado por los diarios Yeni Safak y Haberturk, tras participar en la Conferencia de Seguridad de Múnich.

El ministro añadió que "Arabia Saudi enviará también aviones a Turquía", a la base de Incirlik. Según explicó, varios funcionarios saudíes visitaron la base e hicieron un "reconocimiento". "De momento no está claro cuántos aviones vendrán", puntualizó. Incirlik ya sirve para la coalición dirigida por Estados Unidos contra el Estado Islámico en Irak y Siria. Desde esta base aérea operan aviones británicos, franceses y norteamericanos para atacar objetivos del EI en Siria.

Según el ministro turco, los saudíes le dijeron que "si es necesario también podemos enviar tropas". "Arabia Saudí está mostrando una gran determinación en la lucha contra el terrorismo en Siria", aseveró.

Tanto Riad como Ankara consideran que la salida del presidente sirio, Bashar al Asad, es esencial para poner fin a los cinco años de guerra civil en el país. En ese sentido, no dejan tampoco de criticar el apoyo de Irán y Rusia al régimen sirio.

Al preguntársele si Arabia Saudí podría enviar tropas a la frontera turca para cruzar a Siria, Cavusoglu respondió: "Eso es algo que puede desearse, pero no existe ningún plan. Arabia Saudí enviará aviones y ha dicho que 'si llega el momento de una operación terrestre, entonces podríamos enviar soldados'".

Las relaciones entre Turquía y Arabia Saudí se han intensificado en los últimos meses, después de verse dañadas cuando Riad apoyó el golpe de 2013 contra el presidente egipcio, Mohamed Mursi, aliado de Ankara.

Al mismo tiempo, Turquía ha mejorado también su relación con Catar, otro país que se opone a la permanencia de Al Asad en la presidencia siria. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se entrevistó el viernes durante varias horas en Estambul con el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Thani, indicó la presidencia, aunque no se filtró nada sobre la conversación.

Por su parte, Rusia envió un nuevo buque armado con misiles de crucero al Mediterráneo, anunció este sábado la marina rusa, y según la prensa, la nave se dirige a Siria.

El 'Zelyony Dol', un barco de patrulla armado con misiles de crucero Kalibr, partió hacia el Mediterráneo, informó la flota del mar Negro en un comunicado.

Según la agencia de noticias RIA-Novosti, que cita una fuente de seguridad en Crimea, el buque se dirige a Siria, donde podría participar a la campaña militar rusa en apoyo al régimen sirio de Bashar al Asad. "Los objetivos del buque no fueron comunicados, pero teniendo en cuenta que está llevando misiles de crucero de largo alcance, no debería excluirse su participación en la operación militar", estimó la fuente.

La salida de este buque ocurre en momentos en que Estados Unidos y Rusia acordaran el jueves por la noche una "suspensión de las hostilidades" en Siria en el plazo de una semana para relanzar el proceso de paz y frenar el éxodo de civiles.

Estados Unidos acusa a Rusia de haber "agravado" el conflicto en Siria con su apoyo militar a las fuerzas del Gobierno sirio, sobre todo con la actual ofensiva contra los rebeldes en Alepo, la ciudad más grande del norte de Siria.