Bulgaria cierra el último de sus siniestros centros para niños discapacitados

Anuncios

Sofía (AFP)

Bulgaria anunció el jueves el cierre del último de sus centros para niños discapacitados abandonados, heredados de la época comunista y asociados a casos de pedofilia y malos tratos.

"Es el final de un procedimiento destinado a transferir progresivamente a los niños hacia estructuras de menor tamaño, con un funcionamiento en comunidad", indicó el portavoz de los servicios sociales búlgaros, Georgy Terziyski.

El cierre, reclamado por varias ONG y la Unión Europea, comenzó en 2010, tras revelearse la muerte de niños y casos de pedofilia en los alrededor de 150 centros de este tipo repartidos por el país.

En su apogeo, en la época comunista, estos gigantescos "orfelinatos" situados en zonas aisladas acogían a miles de niños discapacitados, que el régimen animaba a abandonar. En los últimos tiempos, sólo quedaban siete niños.