Saltar al contenido principal

Ai Weiwei se deja cortar el pelo en campo de migrantes de Idomeni como "gesto simbólico"

2 min
Anuncios

Idomeni (Grecia) (AFP)

El artista chino Ai Wei Wei, que multiplica las iniciativas para atraer la atención sobre la suerte de los migrantes y refugiados llegados a Grecia, se hizo cortar el pelo el jueves por un sirio en el campo de Idomeni como "gesto simbólico".

Un puñado de refugiados proponen sus servicios como barberos en este campamento superpoblado del norte de Grecia, donde al menos 10.500 personas continúan bloqueadas, viviendo en precarias condiciones, a la espera de una hipotética reapertura de la frontera con Macedonia.

El jueves, Ai Weiwei hizo la cola como cualquier otro cliente del campamento y se puso en manos de Majet Fehan, barbero profesional que pidió cinco euros por tallarle la barba y recortarle el cabello.

"Necesitaba cortarme el pelo, hacía tiempo que no lo había hecho y creo que era el buen momento. Por supuesto, es simbólico, evidentemente. Todo lo que hacemos es simbólico", dijo a la AFP.

"Para mí, significa dejar un poco de mi cabello en esta tierra", añadió.

El artista chino instaló recientemente un taller en la isla griega de Lesbos, en el mar Egeo, donde desembarcan más de la mitad de refugiados y migrantes que llegan desde Turquía.

En febrero, cubrió las columnas de la Konzerthaus de Berlín con chalecos de salvamento. Y la pasada semana, plantó en medio del barro en el campamento de Idomeni un piano blanco para que una joven refugiada siria pudiera tocar.

Numerosas celebridades, como las actrices estadounidenses Susan Sarandon y Angelina Jolie, han visitado los campos de refugiados en Grecia en los últimos meses para solidarizarse con su causa.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.