Obama bromea sobre sí mismo y sus rivales en su última cena de corresponsales

2 min
Anuncios

Washington (AFP)

Barack Obama se río de sí mismo y de sus rivales en su última cena de la asociación de corresponsales de la Casa Blanca, un evento en el que cada año el presidente de Estados Unidos se convierte en humorista.

En esta cena de etiqueta, el presidente, acompañado de un humorista, hace bromas sobre el Gobierno y los medios ante los periodistas y los famosos invitados en la sala.

En esta ocasión, sin embargo, también rindió homenaje en tono solemne al trabajo del excorresponsal del Washington Post en Irán Jason Rezaian, liberado en enero tras pasar 18 meses en una prisión del país.

Donald Trump, el favorito para convertirse en candidato republicano a las elecciones presidenciales de noviembre, no estaba en la sala como otros años, pero se convirtió en blanco de varios chistes. "El 'establishment' republicano todavía no puede creer que [Trump] sea el nominado (...) Dicen que le falta experiencia en política exterior pero se estuvo reuniendo con líderes extranjeros, Miss Suecia, Miss Argentina, Miss Azerbayán", dijo Obama ante las carcajadas del público.

El presidente demócrata también bromeó sobre cómo ha envejecido durante su mandato y sobre el aumento de su popularidad en los sondeos de los últimos meses. "La última vez que estaba tan alto, estaba decidiendo mi asignatura principal" en la universidad, dijo Obama, jugando con el doble sentido de la palabra 'high' en inglés, que quiere decir 'alto' pero también 'fumado', en referencia a sus años de estudiante en los que fumó marihuana.

Obama terminó su discurso diciendo "Obama fuera" y dejando caer un micrófono en el suelo, un gesto popularizado por las estrellas de la música que significa que el espectáculo ha sido tan bueno que no hay nada más que decir.

Entre los invitados a la cena había actores como Will Smith, acompañado de su mujer, Jada Pinkett Smith; Kerry Washington, conocida por la serie de televisión 'Scandal'; Helen Mirren, Bryan Cranston o la cantante Aretha Franklin.