Para evitar cargos, una mujer herida por su hijo hablará sobre las armas

2 min
Anuncios

Miami (AFP)

Una mujer amante de las armas que recibió un disparo accidental de su hijo de cuatro años en Florida llegó a un acuerdo para no ser imputada por negligencia a cambio de dar charlas sobre seguridad al manejar armamento, informaron autoridades estadounidenses.

Además, Jamie Lynn Gilt, de 31 años, tendrá que atender un curso sobre manipulación de armas de fuego, demostrar que las armas en su casa están debidamente guardadas e instalar una funda de pistola en su vehículo, que fue donde su hijo le disparó, indicó un comunicado el fiscal estatal del séptimo circuito en Florida (sureste de EEUU).

Gilt iba conduciendo el 8 de marzo en una camioneta por una carretera del condado de Putnam cuando su hijo que estaba en la parte trasera agarró el arma que se había caído al suelo y disparó. La bala calibre .45 atravesó el asiento, entró por la espalda de la mujer y salió por su pecho, según la policía.

La policía recomendó que Gilt fuera imputada por "almacenamiento inseguro de arma", un cargo que podría haberle acarreado hasta 180 días de cárcel, pero los fiscales decidieron no hacerlo siempre y cuando la mujer cumpla con lo estipulado en el acuerdo en los próximos 90 días.

Este caso cobró notoriedad ya que la mujer es una defensora a ultranza del derecho a portar armas.

En una cuenta en Facebook, Gilt colocaba fotos de ella posando con armamento y mensajes a favor de las armas, de la Segunda Enmienda de la Constitución, que ampara su porte, y del poderoso lobby pro-armas NRA.

Poco antes del suceso, llegó a alardear en la red social del gusto de su hijo por las armas. "Todos los nuestros saben cómo disparar. Inclusive mi niño de cuatro años se emociona cuando dispara la .22", escribió.

Estados Unidos, escenario frecuente de tiroteos, sigue fuertemente dividido entre los defensores de la Segunda Enmienda constitucional y los partidarios de un endurecimiento de las leyes para poseer armas.