Llaman a movilizarse para aplicar el acuerdo de París sobre el clima

2 min
Anuncios

Bonn (AFP)

Los delegados de 195 países iniciaron este lunes en Bonn (oeste de Alemania) su primera sesión de conversaciones desde la COP21, para darle cuerpo al pacto sobre el clima, ambicioso pero incompleto, adoptado en diciembre en París contra el calentamiento global.

En la apertura hubo un llamado general a la movilización en favor de una aplicación rápida del acuerdo. Los países en desarrollo recordaron que el éxito del proceso dependerá de los apoyos prometidos.

"La fase de negociación ha quedado detrás de nosotros, ahora entramos en una fase de colaboración. El mundo entero está unido detrás de su compromiso", dijo la responsable de clima de la ONU, Christiana Figueres, al abrir esta sesión, que durará hasta el 26 de mayo.

El acuerdo de París "nos da una dirección, es una palanca extraordinaria", abundó la presidenta de la COP21, la ministra francesa de Ecología Ségolène Royal.

El 12 de diciembre, la comunidad internacional adoptó en París el primer pacto universal que obliga a los Estados a actuar contra el calentamiento global, para contenerlo por debajo de los 2 grados e incluso a 1,5° respecto a su nivel previo a la revolución industrial.

Sin embargo, el texto no detalla los mecanismos de seguimiento de las acciones y financiaciones prometidas.

Además, los compromisos nacionales vigentes en este momento para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero apenas permitirán contener el alza de las temperaturas en 3°, lo que implica revaluar esas promesas.

En Bonn, sede de la Convención de la ONU sobre el Cambio Climático, los 3.000 delegados congregados examinarán estas cuestiones, en la única reunión prevista antes de la COP22 de Marrakech en noviembre.

"El trabajo no concluyó en París, más bien comenzó", advirtió Tosi Mpanu-Mpanu, representante de los países menos avanzados, reclamando que se dé prioridad a la cuestión del apoyo a las políticas climáticas de los países en desarrollo.

En la misma línea, el llamado "Grupo de los 77 y China" (134 países en desarrollo y emergentes) destacó también la importancia de actuar antes de 2020, fecha de entrada en vigor del acuerdo, si se quieren cumplir los objetivos.