El Pentágono se disculpa con Japón por el asesinato de joven japonesa

2 min
Anuncios

Washington (AFP)

El secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, llamó por teléfono el sábado a su par japonés para pedir disculpas oficialmente, después de que un estadounidense que trabaja como empleado en una base militar en Okinawa fuera arrestado por presunto asesinato de una joven de la región.

En la llamada al general Nakatani, Carter "expresó su tristeza y excusas" sobre la muerte de la joven mujer "y extendió sus sinceras disculpas a la familia de la víctima y sus amigos", dijo el Pentágono en un comunicado.

Kenneth Franklin Shinzato, un exsoldado de 32 años que trabajaba como empleado de la base aérea de Kaneda, en la región de Okinawa, fue detenido por la policía acusado de haber abandonado en una carretera el cuerpo sin vida de una japonesa de 20 años, Rina Shimabukuro, desaparecida desde finales de abril. Shinzato admitió luego haber violado y matado a la joven.

En la llamada, Carter manifestó a Nakatani que "Estados Unidos espera que el autor de este crimen sea puesto a disposición de las leyes japonesas". Añadió que el militar "está determinado a cooperar totalmente" con las autoridades japonesas para investigar el caso.

Nakatani viajó el sábado a Okinawa para presentar una protesta formal ante el comandante estadounidense de la base. Luego publicó un comunicado en el que describió el asesinato como un "estremecedor y trágico incidente".

La tensión por el episodio crece en vísperas de la visita del presidente estadounidense, Barack Obama, a Japón, que llega la semana que viene al país para participar en la cumbre de los países del G7 en Ise-Shima y que luego irá a Hiroshima para una visita histórica a una de las dos ciudades japonesas destruidas por la bomba atómica.