Madrid ensalza el genio del Bosco, 500 años después de su muerte

2 min
Anuncios

Madrid (AFP)

El museo del Prado presenta a partir del martes en Madrid la exposición "más completa" jamás realizada de obras del pintor flamenco Jerónimo Bosch, el Bosco, "uno de los pintores más fascinante del arte universal", anunció este viernes su dirección.

Hasta el 11 de septiembre, el Prado se enorgullece de mostrar "medio centenar de obras, entre ellas veintiuna pinturas y ocho dibujos originales del Bosco, que constituyen más del 75% de su producción conservada".

"Si fuera especialista del Bosco, me alquilaría una habitación cerca del Prado y me quedaría unos meses", bromeo este viernes ante la prensa internacional el director del museo Miguel Zugaza.

La exposición permite comparar obras normalmente repartidas por Madrid, Lisboa, Londres, Berlín, Viena, Venecia, Roterdam, París, Nueva Yor, Filadelfia o Washington...

Las obras del Bosco ya habían sido objeto de una exposición excepcional en su ciudad natal de Bois-le-Duc en Holanda, pero en la que faltaron obras principales como "El jardín de las delicias", que nunca abandona el Prado.

España venera este flamenco, contemporáneo del italiano Leonard de Vinci. "Lo consideramos, de alguna manera, español", dijo el director del Prado.

Ya en el siglo XVI, el principal coleccionista de sus obras fue el rey de España Felipe II y el Prado posee el mayor número de sus obras.

Pintor tanto de santos como de monstruos, este artista de imaginación desbordante fue redescubierto a finales del siglo XIX antes de ser ensalzado por los surrealistas como uno de sus precursores.

Un comité de nueve expertos internacionales formado en Holanda para estudiar la obra del Bosco concluyó recientemente que tres de las seis obras conservadas en el Prado no pueden ser atribuidas al pintor.

Pero el Prado contesta esa conclusiones. Estos cuadros, "Extracción de la piedra de la locura", "Las tentaciones de San Antonio Abad" y la "Mesa de los pecados capitales" son "de la mano del Bosco", aseguró este viernes la comisaria de la exposición, Pilar Silva, haciendo una erudita comparación de los dibujos y las técnicas para mostrar su "absoluta convicción".

"Estos cuadros son objeto de discusión desde hace décadas", recordó a la AFP el especialista Frederic Elsig, profesor de historia de Arte Medieval en la Universidad de Ginebra.

Elsig también considera la "Mesa de los pecados capitales" como una obra del taller del Bosco, y los otros dos lienzos cuestionados como obras concebidas por discípulos siguiendo su repertorio.