Cohetes y travestis para acelerar la llegada de las lluvias a Laos

2 min
Anuncios

Houa Xeing (Laos) (AFP)

En Laos, todos los remedios sirven para acelerar la llegada de la temporada de lluvias, incluyendo lanzar cohetes artesanales al cielo y disfrazar de mujeres a los hombres.

En el centro de este pequeño país comunista, limítrofe con Tailandia y China, los habitantes del pueblo de Houa Xeing lanzaron este fin de semana decenas de cohetes artesanales, cuidadosamente decorados.

Este ritual forma parte de una fiesta tradicional, llamada Bun Bang Fai (festival de los cohetes), que se celebra en el noreste de Tailandia y en una región de Laos.

Tanto en Tailandia como en Laos, donde los budistas son mayoría, las fiestas de inspiración animista son comunes, sobre todo en las zonas rurales.

Para el Bun Bang Fai, los hombres se disfrazan de mujeres, empuñando falos esculpidos en madera, "para provocar la cólera de los dioses", explica el sitio web de la oficina de turismo. "En venganza, los dioses envían rayos", lo que marca el inicio de la temporada de lluvias.

"Mi cohete subió muy alto. Fue muy bonito, estoy muy contento", dijo entusiasta San Pommati, un agricultor de 42 años. Antes del lanzar su cohete, Pommati pidió que los dioses den a su familia "salud y felicidad".

En cada lanzamiento, todo el clan, que decoró cuidadosamente su cohete con ramas y flores, se reúne, bailando y cantando, con una copa en la mano. Y sobre todo alientan a aquellos encargados de la instalación.

Y es que esta tradición es también una competición: un jurado evalúa el desempeño de los cohetes en función de la altura alcanzada, su potencia en el despegue y la estética que deja el humo que se desprende.

"Es una tradición agradecer a los espíritus y pedirles que bendigan nuestro trabajo, nuestros cultivos", explica Somthet Surasont, miembro del comité que organiza el evento.

La expectativa es mayor este año, ya que el sureste de Asia sufre una fuerte sequía.

Las provincias del noroeste de Laos son las más afectadas, según el diario oficial Vientiane Times. Según el ministerio de Agricultura, las plantaciones de arroz han tenido que ser pospuestas en varias regiones.