Saltar al contenido principal

Sigue el duelo Airbus-Boeing en el salón aeronáutico de Farnborough

3 min
Anuncios

Farnborough (Reino Unido) (AFP)

Airbus y Boeing iniciaron este miércoles la tercera jornada de su duelo comercial en el salón aeronáutico de Farnborough, en Reino Unido, protagonizado por los pedidos de aparatos y una reducción de la cadencia de producción del A380.

Los dos rivales históricos prosiguen sus anuncios comerciales durante este salón, en pleno apogeo del mercado del transporte aéreo, cuyo crecimiento será de al menos un 4,5% anual en los próximos 20 años, según ambos gigantes.

Hasta el martes, según los organizadores del salón, se registraron 478 pedidos en firme y 38 opciones o protocolos de acuerdo, por un importe total de 54.000 millones de dólares, y ello para todos los constructores aéreos presentes.

Pero los dos grandes gigantes Airbus y Boeing representan la abrumadora mayoría de los 13.400 aviones en espera de ser entregados, según el gabinete AlixPartners.

Entre las compañías compradoras figuran numerosas asiáticas, muchas de ellas de bajo coste, interesadas sobre todo en los aviones de media distancia.

Las ventas de aviones están sobre todo impulsadas por el desarrollo de los países emergentes. En los próximos 20 años, con la emergencia de la clase media, la proporción de la población asiática susceptible de desplazarse en avión se va a triplicar para llegar al 75%, informa Airbus en su estudio sobre sus perspectivas de crecimiento.

Boeing estima, por su parte, que el mercado de los aviones monopasillos será especialmente sólido, con un crecimiento también impulsado por las compañías 'low-cost'.

- Menos A380 en producción -

Tres semanas después del histórico voto de los británicos, el resultante Brexit no ha aguado la fiesta del salón.

La mayoría de los actores del sector aeronáutico exhiben una cierta serenidad, a la espera de conocer las nuevas condiciones que vincularán en el plano comercial a Reino Unido con la Unión Europea, tras la salida de Londres de la UE.

En cambio, el anuncio de la reducción de la cadencia de producción del Airbus A380 a un solo ejemplar por mes a partir de 2018, contra 27 en total en todo el año 2015, sí ha turbado en el sector, en momentos en que el constructor europeo sigue sin poder colocar como quisiera este aparato gigante en el mercado.

El objetivo es "estar en la línea de los actuales pedidos", explicó Airbus. "Seguimos (...) innovando e invirtiendo en el A380 (...) El A380 está ahí para quedarse", aseguró su presidente, Fabrice Brégier.

Por su lado, el presidente de Airbus Group, Tom Enders, afirmó este miércoles que el descenso de la producción no duraría más de "uno o dos" años, ya que "somos optimistas sobre las perspectivas a largo plazo para el A380".

Pero este anuncio no deja de suponer un contratiempo para Airbus, que durante mucho tiempo apostó por el A380 para ganarle la partida a su competidor Boeing en el sector de los aviones de larga distancia.

Por otro lado, en el plano militar, el avión de combate furtivo estadounidense F-35, el programa militar más caro de la historia, con unos 400.000 millones de dólares, efectuó un vuelo, el primero en este salón de Farnborough.

Este certamen se celebra en alternancia con el salón de la localidad francesa de Le Bourget, donde en 2015 se habían anunciado pedidos en firme y opciones por un valor de 201.000 millones de dólares.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.