Saltar al contenido principal

Suspensión de un año para Niersbach, vicepresidente del comité organizador del Mundial Alemania-2006

2 min
Anuncios

Ginebra (AFP)

Wolfgang Niersbach, vicepresidente del Comité de Organización del Mundial-2006 en Alemania, fue suspendido un año por la cámara de enjuiciamiento de la Comisión de Ética de la FIFA, por su implicación en el escándalo de corrupción en torno al Mundial alemán, según un comunicado publicado el lunes.

Niersbach, expresidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), fue suspendido con efecto inmediato de toda actividad ligada al fútbol, tanto a nivel nacional como internacional, durante un periodo de un año, por una posible malversación en el proceso de atribución del Mundial-2016 a Alemania.

El exdirigente alemán, contra el que la justicia de la FIFA reclamaba dos años de suspensión, fue acusado de no haber "denunciado" a tiempo las infracciones de las que tuvo conocimiento relacionadas con el proceso de atribución del Mundial-2006, unas infracciones que podrían constituir una violación del código ético de la FIFA.

En su comunicado, la cámara de enjuiciamiento precisó que no estudió directamente "posibles violaciones del código ético en el marco de eventuales actos de corrupción o sobornos relacionados con el proceso de atribución de la Copa del Mundo".

"Reconozco haber cometido un error y lo lamento", declaró Niersbach a la agencia de prensa SID, filial alemana de la AFP, añadiendo que reflexionaría con sus abogados sobre un posible recurso.

"Esta decisión me afecta duramente", agregó.

La investigación contra Niersbach fue dirigida por Cornel Borbély, presidente de la cámara de instrucción del Comité de Ética.

La FIFA había abierto el 22 de marzo de 2016 un proceso contra Niersbach y contra Franz Beckenbauer, presidente del comité de la candidatura, y después del comité organizador del Mundial.

- Fondo secreto para comprar votos -

En marzo de 2016, el despacho de abogados Freshfields, en un informe solicitado por la SFB, había indicado que no había pruebas de compra de votos por Alemania, pero que ese mecanismo de corrupción no podía ser descartado.

La revista alemana Der Spiegel había señalado a finales de octubre de 2015 que Alemania habría utilizado un fondo secreto de 10 millones de francos suizos (6,7 millones de euros) para comprar votos para obtener el Mundial-2006.

Este fondo habría sido financiado, por petición de Beckenbauer, por el expatrón de Adidas, el difunto Robert Louis-Dreyfus, poco antes del verano (boreal) de 200, periodo que coincidió con la atribución de la organización de la Copa del Mundo de 2006, en la que la candidatura alemana derrotó a Sudáfrica por 12 votos a 11.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.