Calma relativa en las primeras horas de tregua en Siria

Anuncios

Alepo (Siria) (AFP)

La tregua iniciada en Siria a iniciativa de Moscú y Washington parecería respetarse trascurridas las primeras horas de su entrada en vigor, según corresponsales de AFP en el terreno, que evocaron una noche de calma en los principales frentes de batalla.

En ambos lados de la dividida ciudad de Alepo (norte) la situación era de tranquilidad, sin cohetes lanzados desde el lado rebelde ni bombarderos aéreos por parte del régimen, según periodistas de AFP.

El último tiro proveniente del sector rebelde se oyó a las 18H55 locales, (15h55 GMT), cinco minutos antes del inicio del alto el fuego, señaló un corresponsal en el lado progubernamental.

Aprovechando la tregua, los residentes permanecieron en las calles hasta medianoche para celebrar el primer día de Eid al Adha, la Fiesta del Sacrificio.

En Damasco, la capital, corresponsales sobre el terreno también indicaron que la situación era de calma.

"Esta noche he podido dormir", se regocijaba un militante de la ciudad rebelde de Salguin, en la provincia de Idleb (noroeste). "A la gente le gustaría que la calma continuara durante las vacaciones" de Al Adha.

El régimen de Bashar al Asad dio luz verde al acuerdo concluido el viernes por Estados Unidos y Rusia, y anunció la suspensión de sus operaciones militares "en el territorio durante siete días".

La oposición y la insurgencia, debilitadas sobre el terreno, no han dado aún su acuerdo formal a la tregua y han pedido "garantías" a su aliado estadounidense, mientras muestran su escepticismo sobre el éxito de este nuevo cese el fuego.

Al igual que en la precedente tregua a finales de febrero, que duró varias semanas, los grupos yihadistas Estado Islámico (EI) y Frente Fateh al Sham (antiguo Frente Al Nosra, rama siria de Al Qaida), que controlan vastas regiones del país, están excluidos.

El acuerdo ruso-estadounidense podría "ser la última oportunidad de salvar" Siria, declaró el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, pocas horas después de la entrada en vigor de la tregua.