Barberá se va del PP a petición del partido, pero sigue como senadora

Anuncios

Madrid (AFP)

La exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, investigada por presunto blanqueo de capitales, anunció este miércoles que abandona el PP a petición del propio partido, pero no su escaño de senadora.

"He solicitado mi baja del Partido Popular porque así me lo ha pedido el partido", informó la que fue alcaldesa de Valencia entre 1991 y 2015 en un comunicado recibido por la AFP.

"Expreso mi voluntad de no dimitir del Senado y de permanecer en él, tal como me ampara la ley, porque de lo contrario podría entenderse como una asunción de culpabilidad", explica Barberá, quien asegura que desear declarar "en el menor tiempo posible" para esclarecer los hechos y defender su inocencia.

El martes se supo que el Tribunal Supremo está investigando a Barberá, de 68 años, en el marco de una causa abierta contra el PP de Valencia por presunta malversación de fondos públicos.

El hecho de continuar como senadora significa que mantiene el privilegio del aforamiento, un régimen en virtud del cual, en caso de imputación, los diputados y senadores son juzgados por el Supremo, en vez de por un tribunal ordinario.

Barberá protagoniza uno de los muchos escándalos de corrupción que salpican al PP, del que era hasta este miércoles vocal de su comité ejecutivo. Es una personalidad emblemática de la derecha española y fue cercana al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.

A la espera de un otoño caliente lleno de juicios por corrupción que implican al PP, la formación de Rajoy ha presionado fuertemente a Barberá para que se fuese.

El caso de la exregidora valenciana se suma a otros casos de corrupción en el PP, una lacra que le reprochan las demás formaciones y que reduce mucho el margen de Rajoy para sumar los apoyos que necesita a fin de seguir como presidente del Gobierno.