Un incendio forestal arrasa al menos 10.000 hectáreas de selva en Perú

Anuncios

Lima (AFP)

Un incendio forestal arrasa al menos 10.000 hectáreas de selva tropical en la Amazonía de Perú, aparentemente provocado por la práctica de una antigua tradición de quemar pastizales previo a la siembra, dijeron este jueves las autoridades.

"Se han reportado 10.003 hectáreas de cobertura natural destruida y 194 hectáreas de cultivos destruidos por el incendio forestal", indica un informe del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci). Según el reporte, el fuego se originó el 10 setiembre en la comunidad nativa Pitsiquia de la región Junín (selva central).

El fuego afecta a un sector dentro del VRAEM (acrónimo de los valles de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro) donde, además de vegetación, hay abundantes cultivos de café y cacao. Es también el mayor valle de siembra de hoja de coca del país.

La directora del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), Fabiola Muñoz, dijo que realizó este jueves un sobrevuelo de la zona para identificar el área afectada, que podría extenderse a 20.000 hectáreas, ya que existen focos ígneos a lo largo de 36 kilómetros.

"Del ministerio de Defensa estamos recibiendo el apoyo con helicópteros que tienen la capacidad de transportar agua y auxiliar en el tema de incendios forestales. Lamentablemente por un tema climático los helicópteros no han podido llegar a la zona", dijo Muñoz a la radio RPP.

Steffy Rojas, miembro de un equipo técnico que trabaja con comunidades nativas asháninkas de la zona, dijo al portal de noticias ambientales Mongabay que "son ocho comunidades nativas y tres centros poblados" los que están afectados por el incendio. Detalló también que hay focos de fuego alrededor de una reserva comunal asháninka.

- Quema deliberada -

De acuerdo a un informe preliminar de la fiscalía, el incendio habría sido ocasionado por algunos agricultores que encienden fuego para quemar la maleza y conseguir nuevos campos de cultivo. La actividad se conoce como 'rose' de terrenos.

Muñoz exhortó a los pobladores a evitar este tipo de acciones, sobretodo en época de sequía. En algunas ocasiones la aplicación de esta antigua tradición -también practicada en Bolivia- puede quedar fuera de control.

"Necesitamos hacer un llamado a todas las personas para que entiendan que no está permitido abrir fuego para hacer chacras. Miren lo que está pasando y la magnitud que esto podría tener", manifestó la funcionaria.

La Fuerza Aérea del Perú (FAP) informó que se traslada 02 Bambi Bucket (bolsa plegable para carga externa de aproximadamente 1000 litros de agua, que se cuelga de un helicóptero) para apoyar a mitigar el incendio.

En la región Junín -contigua a Cusco- el gobernador Ángel Unchupaico advirtió que el incendio afectó inicialmente a cinco comunidades del distrito de río Tambo, en la provincia de Satipo, y amenaza con extenderse a otras zonas, por lo que pidió al gobierno que intensifique la ayuda para controlar esta emergencia.

"Estoy desesperado por la amenaza que este incendio forestal, hasta ahora incontrolable, representa para la población y las áreas naturales cercanas", manifestó.

Según reportes de prensa, otros incendios forestales se registraban en distintas zonas de Cusco y en la región Ancash (norte).

En 2005, en el sector del VRAEM se registró un incendio forestal que arrasó más de 90.000 hectáreas de bosques y solo las lluvias pudieron controlarlo.