Saltar al contenido principal

Un mes de ofensiva fulgurante contra el este de Alepo

3 min
Anuncios

Beirut (AFP)

Estos son los principales acontecimientos de la ofensiva aérea y terrestre lanzada hace un mes por las fuerzas del régimen sirio y sus aliados para reconquistar el este de Alepo.

- Lluvia de fuego -

El 15 de noviembre, las tropas del régimen lanzan, tras un mes de calma, una ofensiva de envergadura contra la parte este de Alepo, controlada por los rebeldes y asediada por las fuerzas de Bashar al Asad desde julio.

Una lluvia de cohetes, obuses y barriles de explosivos -la más violenta en dos años- impacta sobre los barrios rebeldes.

El 26 de noviembre, el poder se hace con el barrio de Masaken Hanano, el mayor del este de Alepo. Este barrio había sido el primero en ser capturado por los rebeldes a mediados de 2012, dividiendo la ciudad en dos.

- Los hospitales, blanco repetido del régimen -

Desde el 21 de noviembre, la Organización Mundial de la Salud afirma que no hay "ningún hospital en servicio" en esta parte de la ciudad.

A fines de noviembre, el director de las operaciones humanitarias de la ONU, Stephen O'Brien, afirma que la situación es "alarmante y aterradora". "Las reservas alimentarias están prácticamente agotadas". El este de Alepo corre el riesgo de "convertirse en un cementerio gigantesco", afirma.

A medida que el Ejército progresa en los barrios rebeldes, los cuerpos destrozados de hombres, mujeres y niños llenan las calles, según el corresponsal de la AFP.

- El corazón histórico de Alepo, en manos del régimen -

El 6 de diciembre, las tropas prorrégimen, apoyadas por combatientes venidos de Irán y Líbano, retoman ocho barrios de la parte central del este de Alepo, entre ellos el de Shaar, "el barrio residencial más importante en el centro" de esa parte de la ciudad, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Al día siguiente, el régimen retoma el casco viejo, el corazón histórico de Alepo, sin necesidad de combatir.

- "Crímenes contra la humanidad" -

El 5 de diciembre, Rusia y China vetan en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución que pide una tregua de siete días en Alepo. Es la sexta vez que Rusia bloquea una resolución sobre Siria desde el inicio de la guerra en marzo de 2011, y la quinta para China.

El embajador francés, François Delattre, acusa a Moscú de haber "decidido tomar Alepo independientemente del coste humano" de la victoria militar.

El 10 de diciembre, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, denuncia los "crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra del régimen".

Pero una reunión en París en la que participan cinco países occidentales - entre ellos Estados Unidos, Francia y Alemania -, y cuatro árabes, como Catar y Arabia Saudí, además de Turquía y la Unión Europea, finaliza sin anuncios concretos.

- "Fase final" -

El 12 de diciembre, un responsable militar afirma que la operación "entra en su fase final", precisando que los insurgentes ya sólo controlan 10% de su antiguo territorio. "Hay un hundimiento total de los rebeldes. La batalla de Alepo llega a su fin", afirma el OSDH.

Más de 10.000 civiles huyen de los barrios rebeldes, elevando a unos 130.000 el número de civiles que abandonaron estos barrios desde el 15 de noviembre.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se alarma ante las informaciones sobre atrocidades "contra un gran número" de civiles, entre ellos mujeres y hombres.

El 15 de diciembre empiezan las primeras evacuaciones de los barrios rebeldes.

El 19 de diciembre, el Consejo de Seguridad decide por unanimidad desplegar rápidamente observadores de la ONU en el este de Alepo para supervisar las evacuaciones y evaluar la situación de los civiles.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.