Saltar al contenido principal

En Las Vegas, el sueño vuelve a ser un entorno conectado e inteligente

3 min
Anuncios

San Francisco (AFP)

'Smartphones', vehículos, objetos del hogar: el sector de la electrónica tratará de seducir con un entorno cada vez más conectado e inteligente en su salón anual CES (Consumer Electronics Show) en Las Vegas, aunque cada vez más presionado para que se haga realidad.

El salón, organizado por la Asociación de Tecnologías de amplio Consumo estadounidense (CTA), abre sus puertas en su quincuagésima edición, del jueves al domingo, y estará precedido por dos días de conferencias de prensa.

Contará con más de 3.800 expositores y se prevé la asistencia de al menos 165.000 visitantes.

"Las cosas que realmente espero ver por todas partes son la realidad virtual y aumentada, el hogar y los vehículos inteligentes", dijo a la AFP Carolina Milanesi, analista de Creative Strategies.

"Si algunas de estas expectativas y de estos sueños, como la casa conectada y la realidad virtual o aumentada, no comienzan a mostrar resultados, será ciertamente sintomático de un problema al que se enfrentará la industria", advierte.

Encontrar una fuente de crecimiento es urgente, pues el mercado de los teléfonos inteligentes está mostrando signos de saturación, además de la decepción que otros productos parecen generar respecto a las expectativas puestas en ellos originalmente, como las tabletas, cuyo auge se desinfló, o los relojes conectados, a los que les ha costado dar con su público.

Stephen Baker, un analista de la firma NPD Group, predijo también la presentación de "un montón de cosas relacionadas con la realidad virtual y aumentada, con los drones y con las casas inteligentes".

No obstante, reconoce que "la mayor parte serán mejoras de lo que vimos el año pasado", nada realmente "revolucionario".

"No creo que se haya llegado a un punto de inflexión en ninguno de estos productos, pero estamos bastante cerca de cosas como la casa inteligente", mientras que es posible que la realidad virtual y aumentada se vuelvan tecnologías de consumo más generalizado a partir de este año, sostiene.

Muchos expositores del CES aprovecharán posiblemente para mostrar el potencial de la realidad virtual y amplificada en la industria, el comercio e incluso la medicina, si bien inicialmente se asocia sobre todo al campo de los videojuegos, según Jack Gold, otro experto.

"No se trata de saber si [la realidad virtual y aumentada] tienen el potencial de cambiar las cosas", sino de hacerlas lo suficientemente accesibles financieramente "para que la gente pueda realmente utilizarlas", dice.

Los avances tecnológicos en materia de inteligencia artificial y la robótica también tendrán un lugar clave en esta feria.

- Vehículos inteligentes -

Pesos pesados ​​de la electrónica como Samsung, Sony, LG Electronics, Panasonic y Huawei, entre otros, competirán como cada año en el tamaño y la resolución de sus televisores, el diseño de sus 'smartphones' y la inteligencia de sus dispositivos para el hogar.

LG debe, entre otros dispositivos, mostrar un altavoz que 'levita' sobre su propio soporte gracias a electroimanes, y Samsung, una aspiradora compatible con el asistente por comando de voz para la casa Echo de Amazon.

El CES se ha vuelto, de forma parala, una cita importante para la industria automotriz, que ya no debe limitarse a exponer necesariamente sus nuevos modelos en su propio salón, que tendrá lugar la semana próxima en Detroit.

En particular, se hará hincapié en los vehículos futuristas, especialmente en aquellos sin conductor: la parte del salón dedicada a las tecnologías de conducción autónoma, que algunos fabricantes prometen en serie para 2021, ha aumentado un 75% desde su creación en 2014, según el CTA.

"Ya arrancó la carrera para ofrecer a los consumidores vehículos autónomos, eléctricos y conectados. El CES será una etapa importante en los próximos años para ver si en el sector se puede lograr un futuro así", subrayó J.P. Gownder, analista de la firma Forrester.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.