Saltar al contenido principal

El partido de Merkel, optimista en los comicios regionales de Alemania

3 min
Anuncios

Kiel (Alemania) (AFP)

El partido conservador de la canciller Angela Merkel aborda confiado este domingo las elecciones regionales en el norte de Alemania, una prueba a cinco meses de las legislativas y en un momento en que la amenaza socialdemócrata de Martin Schulz empieza a atenuarse.

Los habitantes del estado federado de Schleswig-Holstein, en el extremo norte del país, a orillas de los mares del Norte y Báltico, están convocados a las urnas para renovar su parlamento. Los socialdemócratas del SPD gobiernan allí desde el año 2012.

Esta región mayoritariamente agrícola representa, con 2,3 millones de personas, menos del 3% de la población alemana. Pero el resultado será seguido de cerca porque se trata de las penúltimas elecciones antes de las legislativas del 24 de septiembre, cuando la canciller Merkel luchará por un cuarto mandato.

Los colegios electorales abrieron a las 8 de la mañana locales (las 6h GMT) y cerrarán a las 6 de la tarde (16h GMT). Las primeras estimaciones se publicarán inmediatamente después.

- 'Giro' -

Según el último sondeo de la televisión pública ZDF, los socialdemócratas cuentan con el 29% de la intención de voto, frente al 32% de los democristianos de Merkel. El SPD podría así perder la dirección del gobierno regional, sobre todo porque los resultados que obtendrían el resto de formaciones le dejarían poco margen de maniobra para formar una coalición.

Una derrota del SPD supondría un "giro" a favor de Angela Merkel, estima el diario Die Welt. "Sería la primera vez, desde su llegada a la cancillería en 2005, que la CDU conseguiría reconquistar uno de los muchos estados regionales perdidos durante este periodo", señala.

Supondría un nuevo golpe para el SPD, que había recuperado la esperanza con la llegada a la cabeza del partido a principios de año del expresidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz.

Nuevo en la escena política alemana, Schulz permitió inicialmente una remontada espectacular de su movimiento hasta ponerse a la altura de los conservadores en los sondeos a nivel nacional.

Pero esta 'Schulzmanía', ligada también a su programa rupturista muy anclado a la izquierda en cuestiones sociales, se erosionó en las últimas semanas: el SPD perdió unas elecciones en Sarre a finales de marzo y sufre un retroceso de ocho puntos a nivel nacional, según el último sondeo de Stern y RTL, con el 28% de la intención de voto, frente al 36% de la CDU.

Tras Schleswig-Holstein, la próxima prueba aún más importante para los socialdemócratas será el próximo domingo en su bastión de Renania del Norte-Westfalia, el estado más poblado del país, que los socialdemócratas dirigen casi sin interrupción desde la Segunda Guerra Mundial.

- Retroceso del AfD -

Ante los desafíos, Angela Merkel se desplazó a Schleswig-Holstein para apoyar a su candidato, Daniel Günther, de 43 años. El SPD envió igualmente el jueves a Schulz a las ciudades de Kiel y de Lübeck para que se diera un baño de masas con el ministro presidente local, Torsten Albig, de 53 años.

En esta región fronteriza con Dinamarca, donde la campaña estuvo dominada por los temas de energías renovables y de transporte, la actual coalición formada por los Verdes y el partido de la minoría danesa (SSW) parece amenazada. Pues como en el resto del país, los ecologistas pierden fuerza.

Un retroceso que sufre también el partido antieuropeo y antinmigración Alternativa para Alemania (AfD).

Esta formación, después de haber alcanzado el éxito criticando la decisión de Merkel de abrir el país a los refugiados, es víctima de disputas internas entre el ala dura y los partidarios de una línea más moderada.

Tanto en Schleswig-Holstein como en Renania del Norte-Westfalia, el AfD no está seguro de alcanzar el mínimo del 5% para entrar en el parlamento.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.