Saltar al contenido principal

Del Potro y Roland Garros, un esperado reencuentro en peligro

4 min
Anuncios

París (AFP)

El último recuerdo de Juan Martín Del Potro en Roland Garros fue el duelo de cuartos de final de 2012 perdido dolorosamente ante Roger Federer pese a ganar los dos primeros sets: Cuatro ediciones después el tenista argentino tenía previsto volver en este 2017, pero todo dependerá de su estado físico.

Tras su eliminación el martes en la segunda ronda de Lyon por el portugués Gastao Elias, 'Delpo' disparó las alarmas: "Me duele un hombro en la espalda. Iré a París y allí tomaré una decisión sobre si jugar".

¿Estará finalmente Del Potro batallando en la tierra de la capital francesa?

Si finalmente se confirma su baja será el quinto año consecutivo que los aficionados de Roland Garros no pueden verle en acción, por sus repetidas lesiones, especialmente en una muñeca.

El pasado año, cuando parecía en disposición de volver al gran torneo de París, decidió renunciar a última hora para no forzar la máquina antes de la temporada de césped y de los Juegos Olímpicos.

"Lo siento por mis fans en Roland Garros, deberé extrañarlos un año más. Ya nos veremos el año que viene", afirmó entonces. Y todo apuntaba que iba a cumplir con esa cita para esta edición de 2017, que arranca el domingo y que todavía no sabe seguro si será con Del Potro o sin él.

Tras su eliminación por Novak Djokovic en los cuartos de final de Roma, el sábado de la pasada semana, había admitido su ilusión ante la vuelta a Roland Garros.

"Me hace mucha ilusión. Hace cinco años que no juego ese torneo y sé que será difícil. No estoy preparado como cuando tenía 25 años, no pude entrenar tanto, pero siempre es un torneo muy lindo y uno saca energía de donde no hay", afirmó en la capital italiana, antes de sus problemas en Lyon.

Su preparación para París ha sido, en cualquier caso, algo convulsa por motivos personales, que trastocaron sus planes.

Acudió a Estoril (Portugal) en el inicio de la temporada europea sobre tierra, en abril, pero abandonó antes de su partido de segunda ronda ante el estadounidense Ryan Harrison, debido a que tuvo que volver de urgencia a Argentina por el fallecimiento de su abuelo, al que estaba muy unido.

Después del golpe anímico retomó su preparación para Roland Garros. En Roma pudo incluso eliminar a dos jugadores importantes, el japonés Kei Nishikori y el búlgaro Grigor Dimitrov, antes de su eliminación ante su amigo Djokovic.

- La resurrección de 2016 -

El hombre que logró ganar el Abierto de Estados Unidos en 2009 y que llegó a ser número 4 de la clasificación ATP a principio de 2010 vagaba por el subsuelo de la clasificación mundial hace poco más de un año, incluso por debajo del puesto 1.000. Pero 2016 fue el año en el que Del Potro volvió a ser Del Potro, con su espectacular segunda parte de la temporada.

Avisó ya con la plata olímpica en agosto en Rio de Janeiro, fue cuartofinalista en septiembre en el Abierto de Estados Unidos y en octubre ganó el torneo de Estocolmo.

Pero fue la Copa Davis su mayor alegría: volvió a jugar el torneo cuatro años después y fue clave ganando a Andy Murray en semifinales y a Marin Cilic e Ivo Karlovic en la final de noviembre en Zagreb, donde acabó incluso con una fisura en el meñique de la mano izquierda, para añadir más épica.

Esta temporada, Del Potro decidió no disputar el Abierto de Australia y no ha brillado tanto por ahora, con las semifinales del Delray Beach como principal resultado. En la lista ATP es el primer argentino (30º).

El mejor resultado de Del Potro en Roland Garros fueron las semifinales de 2009, donde cayó ante Federer.

Pero para emular esa actuación o poder soñar con devolver a Argentina la gloria en un torneo donde Guillermo Vilas se coronó en 1977 y Gastón Gaudio en 2004, primero habrá que saber si participa y en qué estado. Por el momento, los interrogantes dominan a las certezas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.