Saltar al contenido principal

Kerber, n.1 del mundo, eliminada en la primera ronda de Roland Garros

8 min
Anuncios

París (AFP)

La tenista alemana Angelique Kerber, número 1 del mundo, cayó eliminada este domingo en la primera ronda de Roland Garros por la rusa Ekaterina Makarova (40) en dos sets (6-2, 6-2).

Este es el segundo año consecutivo en que Kerber cae en su primer partido en París, y la primera ocasión en que una primera cabeza de serie se despide del torneo en primera ronda.

La alemana llegaba a Roland Garros lejos de su mejor estado de forma, después un formidable 2016, en el que ganó en el Abierto de Australia y el US Open, destronando a Serena Williams en lo alto de la WTA.

Tras caer en octavos de Melbourne este año, Kerber pudo recuperar el número 1 debido a la baja de Williams, alejada del circuito por su embarazo.

Su preparación en tierra batida no vaticinaba nada bueno en Roland Garros. En Roma cayó de entrada ante la 68ª de la WTA, Anett Kontaveit.

Makarova, de 28 años y zurda como Kerber, ha sido dos veces semifinalista en Grand Slam (US Open 2014 y Australia 2015), época en la que rondó el Top-10 mundial.

"Fue mi primer partido de individuales en la central, es increíble", declaró Makarova, que el año pasado perdió en la Philippe Chatrier en dobles ante las francesas Kristina Mladenovic y Caroline García.

En la segunda ronda, Makarova jugará con la vencedora del duelo entre las ucranianas Lesia Tsurenko y Kateryna Kozlova.

Por su lado, la checa Petra Kvitova, en su primer partido desde que fuera atacada en su casa el 20 de diciembre por un asaltante armado con un cuchillo, se convirtió este domingo en la primera clasificada para la segunda ronda de Roland Garros al ganar a la estadounidense Julia Boserup, 6-3 y 6-2.

Kvitova, de 27 años y doble ganadora de Wimbledon (2011 y 2014), sufrió un asalto con un cuchillo que le provocó lesiones en los cinco dedos y en dos nervios de la mano izquierda, con la que juega al tenis, al intentar defenderse del agresor en su domicilio de Prostejov (este del país).

En su emocionante debut, abriendo el torneo en la Philippe Chatrier, Kvitova finalizó el duelo entre lágrimas.

En segunda ronda jugará con la ganadora del duelo entre la estadounidense Bethanie Mattek-Sands y la rusa Evguenia Rodina.

"No he tenido tiempo de entrenarme, solo dos o tres semanas, pero estoy contenta. La manera en la que he jugado no es lo más importante", señaló Kvitova.

La española Sara Sorribes fue eliminada este domingo en la primera jornada por la suiza Timea Bacsinszky, 30ª cabeza de serie, por 6-1 y 6-2 en 1 hora y 22 minutos de juego.

Bacsinszky, autora de 23 golpes ganadores, avanza a la segunda ronda, donde se medirá a la ganadora del partido entre la estadounidense Madison Brengle y la alemana Julia Goerges.

Sorribes, de 20 años y 83ª jugadora de la WTA, también cayó en la primera ronda de Roland Garros 2016, en su debut.

La suiza ha conseguido en Roland Garros sus mejores resultados. Fue semifinalista en 2015 y alcanzó los cuartos en 2016.

Y la vigente campeona olímpica, la puertorriqueña Mónica Puig, sufrió pero superó la primera ronda al batir a la veterana italiana Roberta Vinci, de 34 años y 31ª cabeza de serie, en tres mangas por 6-3, 3-6 y 6-2.

En un día de mucho calor en París -cerca de 30 grados-, Puig cerró el duelo en 1 hora y 50 minutos, al aprovechar su primera bola de partido, rompiendo el saque de Vinci.

Entre lágrimas, la campeona olímpica en Rio de Janeiro-2016 se abrazó a su rival y agradeció el apoyo del numeroso público.

"Nunca había ganado a Roberta en competición, es una jugadora muy dura, sobre todo en tierra batida. Hay que ponerlo todo, batirse duro. Fui capaz de guardar la calma y ganar", señaló cuando le preguntaron por sus emociones al acabar.

La boricua de 23 años, 41ª en la clasificación WTA, finalizó el duelo con 36 golpes ganadores y 31 faltas directas, por 23 y 24 de la italiana.

El mejor resultado de Puig en París fueron las terceras rondas de 2013 y 2016. En medio cayó en las primeras de 2014 y 2015.

Puig jugará en segunda ronda contra la letona Jelena Ostapenko, que derrotó a la estadounidense Louisa Chirico por 4-6, 6-3 y 6-2.

"Cuando jugué con ella el año pasado fue horrible (derrota en Roma). Al menos me permitió aprender cosas y mejorar. Será un partido diferente. Las cosas han cambiado. Me reuniré con mi equipo para prepararlo bien", dijo sobre su próximo duelo.

Puig se refirió a la dura 'resaca' que ha vivido tras su explosión olímpica, un periplo de ocho meses en el que todavía no ha logrado recuperar el juego que la aupó en Rio.

"Mi equipo me anima, me ayuda, poco a poco me voy encontrando, comprendiendo y creciendo. Lo que doy en la pista será lo que más me ayude a aprender".

En la rama masculina, el español Albert Ramos, cuartofinalista en el pasado Roland Garros, avanzó este domingo a la segunda ronda al remontar ante el rumano Marius Copil; por un 6-7, 6-1, 6-4 y 6-2.

En la pista N.1, Ramos, 19º favorito y finalista este año en Montecarlo ante Rafael Nadal, necesitó tres horas y seis minutos para batir a un rival que le sorprendió en la primera manga.

Finalmente, Ramos, con 35 puntos ganadores y 19 faltas directas, por 35 y 68 de su rival, impuso su regularidad. Aprovechó 7 de las 19 bolas de rotura que tuvo.

En la segunda ronda jugará con el ganador del duelo entre el ruso Daniil Medvedev y el francés Benjamin Bonzi.

El español Pablo Carreño, 20º cabeza de serie, superó este domingo la primera ronda al batir al alemán Florian Mayer (44º ATP), en tres sets; por 6-4, 6-2 y 6-2, en una hora y 36 minutos de juego.

Muy seguro durante todo el partido, Carreño conectó 51 golpes ganadores y cedió 29 errores directos, mientras que Mayer se quedó en 22 y 24.

Además, el español aprovechó 6 de las 13 bolas de rotura que tuvo, mientras que el alemán se quedó en 1 de 7.

Ahora Carreño jugará en la segunda ronda contra el japonés Taro Daniel, que venció por un triple 6-4 al placo Jerzy Janowicz.

Por su parte, el español Guillermo García López superó la primera ronda de Roland Garros al derrotar al luxemburgués Gilles Muller, 26º cabeza de serie, en cuatro sets; 6-7 (4/7), 7-6 (7/2), 6-2 y 6-2, en casi tres horas y media.

García López, que el 4 de junio cumplirá 34 años y que ocupa el puesto 153º de la ATP, sobrevivió en el 'tie break' del segundo set para luego ganar con rotundidad las dos últimas mangas.

El español firmó 47 puntos ganadores, por los 59 de Muller, y solo sumó 16 errores directos, por los 50 del luxemburgués.

García López jugará en la segunda ronda con el ganador del duelo entre el argentino Marco Trungelliti y el francés Quentin Halys.

Por último, el argentino Horacio Zeballos, de 32 años y 64º de la ATP, debutó con una convincente victoria en la pista Suzanne Lenglen sobre el francés Adrian Mannarino, en tres mangas por 7-5, 6-3 y 6-4, en 2 horas y 12 minutos.

Zeballos, en segunda ronda por cuarta vez en cinco participaciones, techo que nunca ha superado, fue superior a Mannarino, de 28 años y 53º de la ATP, que no ha pasado el segundo partido en París en sus nueve participaciones.

Tras cerrar el duelo, el argentino se marcó un baile en el centro de la pista antes de saludar a Mannarino, eliminado por tercera vez consecutiva tras caer en Roma y Madrid, donde pasó por las calificaciones.

"Fue lo primer que me salió, un poco por los nervios", dijo sobre su improvisada danza.

En la segunda pista del recinto parisino, Zeballos estuvo muy acertado en las bolas de rotura, 7 aciertos de 8, mientras que Mannarino se quedó en 4 de 8. Además sumó 35 ganadores y 30 errores directos, mientras que el francés hizo 24 y 28.

"Fue bastante importante mantener la calma. Al principio estaba más nervioso de lo normal, jugar en la Lenglen, en el primer turno del domingo me puso nervioso. Pero sabía que tendría oportunidades y se dieron antes de lo que pensaba", señaló el argentino en una rueda de prensa.

Zeballos jugará en segunda ronda con el gran sacador croata Ivo Karlovic (24º) o el griego Stefanos Tsitsipas, procedente de la clasificación.

Karlovic y Zeballos se enfrentaron en Australia este año en un larguísimo partido; 6-7(6), 3-6, 7-5, 6-2 y 22-20, en 5 horas y 14 minutos. "Fue maratónico", dijo el argentino este domingo.

"Jugamos un gran partido en Australia y no creo que este, si se da, sea muy diferente. Al otro chico (Tsitsipas) no lo conozco", añadió.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.