Saltar al contenido principal

Rajoy declara como testigo ante los jueces por corrupción en el PP

4 min
Anuncios

Madrid (AFP)

En pleno conflicto abierto con Cataluña, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, declara este miércoles como testigo ante los jueces por un escándalo de corrupción que desde hace años persigue a su Partido Popular (PP).

El líder conservador es el primer jefe de Gobierno en ejercicio en España que tiene que declarar ante un juez, aunque no está imputado ni investigado. Lo hará a partir de las 10H00 (08H00 GMT) en una dependencia de la Audiencia Nacional, alto tribunal que instruye el caso, en San Fernando de Henares, al este de Madrid.

A nivel simbólico el escenario es de lo más incómodo.

En los últimos años, los españoles vieron entrar por la misma puerta a numerosas personalidades vinculadas al PP y procesadas por corrupción, entre ellas el exministro de Economía Rodrigo Rato y el exbanquero Miguel Blesa, que la semana pasada puso fin a sus días disparándose en el pecho.

La convocatoria de Rajoy llega además en plena escalada del conflicto político en Cataluña, donde este miércoles se espera que el Parlamento regional modifique su reglamento para tramitar las leyes tendentes a la secesión.

A la espera de su llegada, la expectación era máxima, con decenas de periodistas apostados a la entrada del tribunal e incluso una manifestación de repudio prevista a las nueve de la mañana.

Rajoy deberá responder ante los jueces a propósito de la llamada trama Gürtel. Ésta estaba dirigida por el empresario Francisco Correa, que durante años se dedicó a sobornar a cargos públicos del PP a cambio de contratos para empresas "amigas".

El presidente del Gobierno integraba la cúpula del partido cuando en 2003 esa trama hizo unos pagos que habrían servido para financiar al PP en Majadahonda y Pozuelo de Alarcón, dos adineradas localidades vecinas de Madrid.

Las cuestiones que se le planteen estarán a priori centradas en ver qué sabía Rajoy de esos tejemanejes.

Sin embargo, para entender el contexto, los jueces podrían hacerle preguntas relacionadas con otra causa que será juzgada más adelante: la presunta existencia de una contabilidad en negro del PP, en virtud de la cual empresarios de la construcción habrían estado untando a cargos de la formación conservadora.

El protagonista de este caso es el exgerente y extesorero del PP Luis Bárcenas, al que Rajoy envió un polémico SMS cuando estalló el escándalo, diciéndole: "Luis, sé fuerte".

Bárcenas, responsable de las cuentas de la formación durante dos décadas, hasta 2009, reconoció en enero ante el tribunal que en el PP existieron "recursos que no estaban en la contabilidad oficial". Según él, eran "donaciones" de empresarios que no esperaban contrapartidas.

Por su lado, Rajoy ha asegurado en todo momento que ignoraba las presuntas ilegalidades cometidas por miembros de su partido.

- La oposición, al acecho -

Desde el PP se han esforzado en transmitir una imagen de normalidad, y han insistido en que Rajoy va como testigo y no como acusado.

"El presidente, como cualquier ciudadano, cumple con su obligación", y acude a fin de "dar información para que se pueda resolver un presunto delito", afirmó este martes a la radio Onda Cero Javier Maroto, miembro de la dirección nacional del PP.

Desde la oposición de izquierda, el PSOE y Podemos no han dejado de presentar la comparecencia de Rajoy como algo escandaloso en sí.

En ese sentido, el líder socialista Pedro Sánchez vaticinó "una imagen institucional moralmente dolorosa para los españoles".

"Rajoy no sólo se va a someter a la preguntas de los jueces y de los fiscales de la Audiencia Nacional", sino también a "la mirada de todos y cada uno de los 46 millones de españoles y españolas", añadió.

Aparte de Cataluña, la corrupción es el otro gran quebradero de cabeza de Rajoy, que en 2015 perdió la mayoría absoluta, en buena medida por este tipo de escándalos.

Desde finales del año pasado dirige un gobierno sin mayoría en el Parlamento, que logró sacar el presupuesto de 2017 in extremis a cambio de millonarias concesiones a los partidos políticos de Canarias y País Vasco.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.