Aldi retira todos los huevos en Alemania tras un escándalo de contaminación

2 min
Anuncios

Berlín (AFP)

El grupo de supermercados de bajo coste Aldi anunció este viernes que retiró todos los huevos a la venta en Alemania, una medida vinculada a los millones de huevos contaminados por un insecticida en granjas holandesas.

Se trata de una medida "puramente de precaución", precisó el grupo alemán, que ya había retirado de sus estanterías a inicios de esta semana los huevos procedentes de las granjas holandesas afectadas.

El origen del caso fue Chickfriend, una compañía holandesa especializada en un tratamiento contra el ácaro rojo, un parásito nefasto para las gallinas.

La empresa empleó en su producto fipronil, una molécula prohibida en el tratamiento de animales destinados a la cadena alimentaria.

La investigación reveló también que el producto contaminado se había distribuido a criaderos en Alemania, donde las estimaciones sobre el número de huevos contaminados no dejan de aumentar.

El ministro regional de Agricultura de Baja Sajonia, el ecologista Christian Meyer, habló este viernes en la televisión ZDF de una cifra de 10 millones de huevos afectados. Un día antes, el Ministerio federal de Agricultura dio una estimación de "al menos tres millones".

Su homóloga de la vecina región de Renania del Norte-Westfalia, Christina Schulze Foecking, también dijo al diario Rheinischen Post que cabía esperar que hubiera "muchos más huevos contaminados a la vista de la información que llega cada día de Holanda".

"Esperamos que Holanda lleve pronto a buen término sus investigaciones y que nos envíen por fin una lista completa" con las referencias afectadas, añadió la responsable conservadora.

Los estados de Baja Sajonia y Renania del Norte-Westfalia, limítrofes con Holanda, son los más afectados por el escándalo que golpea a 12 regiones de las 16 del país, consideró el jueves el ministro de Agricultura, Christian Schmidt.

En grandes cantidades, el fipronil, considerado como "moderadamente tóxico" para los humanos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es peligroso para los riñones, el hígado y la tiroides, según el organismo holandés encargado de la seguridad alimentaria y sanitaria, NVWA.