Orlando Ortega, una doble revancha con el Mundial y la ciudad de Londres

3 min
Anuncios

Londres (AFP)

Orlando Ortega, la gran opción de España en el Mundial de Atletismo de Londres-2017, inicia el domingo su participación en su prueba de 110 metros vallas, con la intención de sumar otra medalla a la plata lograda en los Juegos de Rio del año pasado.

Para el atleta nacido en Cuba hace 26 años este evento representa una doble revancha, primero para brillar en un Mundial, después de haber sido eliminado en primera ronda en Moscú-2013, corriendo para su país de nacimiento, que no le dejó participar en Pekín-2015, cuando quiso hacerlo con España.

Además, Ortega tiene una espinita clavada con Londres, donde fue sexto en los Juegos Olímpicos de 2012, mientras que en la reunión de la Diamond League de 2015 solo pudo ser quinto, en ambas ocasiones en el mismo estadio en el que inicia su participación el sábado.

Ortega llega a Londres después de haber sufrido hace un mes una lesión en los isquiotibiales de ambas piernas, pero el atleta afirma estar completamente recuperado.

"Me siento en perfectas condiciones. Al cien por cien. En cuanto a la lesión se puede hablar de borrón y cuenta nueva. Estoy tranquilo y no me he preocupado más por ese tema de la lesión. Ya se quedó atrás", afirmó el jueves a la AFP.

El hispano-cubano solo ha registrado el noveno mejor tiempo de la temporada (13.15), pero lidera la clasificación de la Diamond League y confía en lograr su primer podio en un Mundial.

Su principal rival parece ser el ruso Sergey Shubenkov, que ganó el Mundial de Pekín-2015, que no pudo estar en Rio-2016 por la suspensión a Rusia por dopaje y al que la IAAF le deja competir con bandera neutral en Londres.

"Mi rival es Orlando Ortega, soy yo mismo mi principal rival. Voy a intentar salir a hacer mi carrera, dar lo mejor de mí, intentar mejorar lo que he hecho durante todo el año. No me preocupo por ningún rival, ni pienso en ninguno, solo en mí", explica el hispano-cubano.

- Tercera oportunidad -

"En el Mundial es cierto que en 2013 no me fue bien, mientras que en 2015 no pude estar y esta sería mi tercera oportunidad. Ya veremos qué tal. No tengo ningún rencor ni revancha. Han sido las circunstancias de la vida y ahora toca luchar, pelear como siempre he hecho, como hicimos en los Juegos de Rio. Quiero intentar llegar a la final, que es mi objetivo, no tengo ninguna presión, estoy tranquilo. Si estamos en esa final, iremos a luchar por el oro", dice.

Además de la revancha con Londres y los Mundiales, tendrá otra motivación, desdecir a la revista especializada estadounidense Track and Field, que le coloca en el puesto octavo entre los favoritos.

"Eso es un reto, algo que me motiva a seguir dando lo mejor de mí. Ellos sabrán. La pista tiene la ultima palabra", afirmó.

El presidente de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA), Raúl Chapado, defendió las posibilidades de Ortega pese a las previsiones negativas de Track and Field.

"Es evidente que las revistas norteamericanas toman las rankings como referencia. Pero hay otros parámetros, como la capacidad de superarse o cómo superar las emociones en la pista y Orlando es de los mejores competidores", afirmó Chapado.

El hispano-cubano debe acercarse al récord de España, que tiene en su poder desde 2016 (13.04) para poder luchar por una medalla y repetir el podio de Rio-2016.

"Yo no pienso tanto en los tiempos. Si lo haces bien técnicamente, pasando bien los obstáculos, el tiempo sale solo. La marca no me preocupa", añadió.

El hispano-cubano tiene una mejor marca de 12.94 lograda en 2015 cuando todavía no podía competir con su país de adopción.