El expresidente salvadoreño afronta un nuevo proceso judicial

2 min
Anuncios

San Salvador (AFP)

El expresidente de El Salvador, Antonio Saca (2004-2009), quien guarda prisión por cargos de corrupción, fue llevado este jueves a una audiencia ante un juzgado para enfrentar una nueva acusación de soborno que le imputa la fiscalía.

"El expresidente Saca se encuentra en audiencia ante el juzgado Noveno de Paz de San Salvador, luego que la Fiscalía presentó, en su contra, una acusación por cohecho activo (soborno)", explicó a la AFP un portavoz de los tribunales de justicia de la capital.

La audiencia se realizó para que la fiscalía presentara los detalles de la nueva imputación contra Saca, mientras que el tribunal debe determinar si aplica medidas cautelares adicionales, indicó la fuente.

Según la Fiscalía General de la República (FGR), el expresidente habría ofrecido dinero a una empleada judicial, identificada como Ángela Iracema Avelar, para que le filtrara información sobre el proceso civil que afronta por enriquecimiento ilícito. El abogado Víctor Manuel Melgar habría servido como intermediario de la operación.

En mayo de 2016, la Cámara Primera de lo Civil admitió una demanda contra Saca por enriquecimiento ilícito por 3,9 millones de dólares, y su esposa por 580.608 dólares.

Avelar y Melgar también fueron detenidos y enfrentan cargos judiciales junto al expresidente.

Otras 16 personas acusadas de ser parte de una red de corrupción en el sector judicial, incluidos abogados, empleados judiciales, exfiscales, exjueces, un fiscal y dos agentes policiales, también fueron detenidos recientemente y enfrentan cargos en la justicia.

Saca guarda prisión junto a otros cinco de sus exfuncionarios, acusados por la Fiscalía de peculado, lavado de dinero y agrupaciones ilícitas, por el supuesto desvío de 246 millones de dólares durante su mandato presidencial.