El EI sobrevivirá a la pérdida de Deir Ezzor, advierten los expertos

Anuncios

París (AFP)

La pérdida por el grupo Estado Islámico (EI) de Deir Ezzor, última ciudad que controlaban en su "califato", es un golpe duro para la organización yihadista pero no significa ni su derrota definitiva ni su erradicación, advierten expertos y funcionarios.

La conquista por el ejército sirio, anunciada el viernes, de su último centro urbano, llevará al EI a convertirse en movimiento yihadista clandestino tras fracasar en su objetivo de conservar y gobernar en Irak y Siria un territorio tan vasto como Italia, poblado por siete millones de habitantes, consideran los analistas.

Lo más probable es que el grupo se transformará en guerrilla en las zonas pobladas de musulmanes sunitas, que ni Irak ni Siria lograrán controlar totalmente, al mismo tiempo que mantendrá focos insurreccionales en otros países y seguirá inspirando atentados en el mundo entero a través de la propaganda de su "cibercalifato", como ocurrió en Nueva York.

"Dáesh (acrónimo en árabe del EI) está acorralado, perdió sus dos capitales, otras ofensivas buscan aniquilar al seudocalifato y a sus presuntos soldados", aseguró el martes en audiencia en el Senado la ministra francesa de los Ejércitos, Florence Parly. "Pero no hemos terminado con el terrorismo (...) El atentado de Nueva York nos lo demuestra", añadió.

En Irak, el EI está siendo derrotado pero "la victoria militar no está acompañada de una visión política sobre la reintegración de la población árabe y sunita en el juego político", confía a la AFP el investigador Jean-Pierre Filiu, profesor en Ciencias políticas.

- "De organización insurgente a grupo terrorista" -

"Las perspectivas son peores en Siria", agrega. "Esta falta de estrategia a largo palzo deja a Dáesh un importante espacio para recuperarse en un futuro cercano, al mismo tiempo que sigue animando en el mundo a redes de simpatizantes y militantes galvanizados por la extrema violencia de ese combate". añadió.

El EI en Irak fue la resurgencia del grupo yihadista Al Qaida en Irak, fundado en 2004, derrotado tres años más tarde, y que pasó a la clandestinidad antes de reaparecer en otra forma.

Es lo que puede pasar con el EI, advierten expertos que consideran posible la aparición en meses o años de un "Dáesh.2", tal vez más temible.

"Hay pocas dudas de que el Estado Islámico o algo similar sobrevivirá a la campaña mundial lanzada en su contra", considera en un informe titulado "Más allá del califato", Richard Barrett, experto del Soufan Group y quien dirigió el contraterrorismo en el MI6 británico y en Naciones Unidas.

Cita como uno de los peligros principales lo que harán los sobrevivientes del contingente de 40.000 combatientes extranjeros provenientes de 110 países, quienes ingresaron a los rangos del "califato" y ahora están o presos en Siria e Irak, de regreso a sus países de origen o en busca de una nuevo "territorio de yihad".

Para Colin P. Clarke, experto del grupo de reflexión Rand Corp, los reveses militares "fuerzan al EI a cambiar estrategias y tácticas".

"El mundo asiste a la transición, y en cierta forma a la transformación de una organización dotada con cuarteles generales estables en red terrorista clandestina dispersa en la región y el mundo", destaca.