La derecha gana las elecciones en Sicilia, con Berlusconi como gran triunfador

Anuncios

Catania (Italia) (AFP)

El magnate y ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi celebró este lunes su regreso al ruedo político con la victoria de la coalición de derecha en las elecciones regionales de Sicilia, test clave antes de las elecciones generales de Italia del próximo año.

La coalición de derecha logró una neta ventaja sobre la formación antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E), que se consolida de todos modos como el primer partido de la isla.

Según los datos parciales, tras el recuento de casi el 90% de las papeletas, el candidato de la coalición de derecha, Nello Musumeci, obtendría el 39,7% de los votos contra el 34,7% de Giancarlo Cancelleri, del candidato del M5E.

Musumeci, de 62 años, exmilitante del postfascista Movimiento Social Italiano, virtual próximo gobernador de Sicilia, obtiene la victoria gracias al apoyo del partido de Berlusconi, Forza Italia, así como formaciones de la extrema derecha, entre ellas Fratelli D'Italia, liderada por Giorgia Meloni, y el movimiento contrario a la inmigración Liga Norte.

- El regreso de Berlusconi -

La victoria de la derecha tras cinco años de gobierno de la izquierda marca también el increíble regreso al ruedo de la política de Berlusconi, quien, a los 81 años y tras numerosos líos judiciales y escándalos sexuales, aspira a que su partido arrase en las elecciones legislativas del 2018 y a que a la Corte de Derechos Humanos de Estrasburgo elimine la restricción política que pesa sobre su nombre.

"Sicilia ha elegido el camino del cambio real, serio y constructivo, basado en la honestidad, la competencia y la experiencia", escribió en un tuit Il Cavaliere.

"Berlusconi convence y resulta el gran triunfador al lograr que la derecha gane", comentó el politólogo Giovanni Orsina en una charla con la prensa extranjera.

"El único que logra unir lo que no se puede unir", comentó el editorialista Claudio Tito del diario la Repubblica, al recordar la larga vida política de medio siglo del magnate.

Según los datos, el gran derrotado de los comicios sicilianos es la izquierda en el gobierno con el Partido Democrático, liderado por Matteo Renzi, formación que se presentó profundamente dividida.

Con 4,5 millones de electores llamados a las urnas a elegir gobernador y asamblea regional, los comicios en Sicilia representan el último gran test antes de las legislativas, que deberán celebrarse entre febrero y abril del año que viene.

- M5E, el Triunfador moral -

El movimiento antisistema fundado por el cómico Beppe Grillo, M5E, que se presentó como siempre solo, sin aliarse con otras fuerzas políticas, resulta sin dudas el partido más votado.

"Somos en cualquier caso los vencedores morales", declaró su candidato, Giancarlo Cancelleri.

Después de tomar Roma y Turín el año pasado, el M5E, fundado en 2009, esperaba hacerse con su primera región y usarla como trampolín para ganar las elecciones legislativas del 2018.

"El voto por el M5E es limpio, libre, bello, consciente. La victoria de la derecha está manchada por sus candidatos, contaminada por los 'impresentables', los corruptos", reaccionó Luigi Di Maio, líder del M5E para las elecciones legislativas del 2018.

La afluencia en Sicilia como siempre fue baja ya que sólo el 46,76 % de los sicilianos con derecho a voto participó en las elecciones.

- La izquierda derrotada -

"Salimos derrotados. Espero que este resultado obligue a la izquierda a buscar la unidad", adelantó el secretario regional de Partido Democrático (PD), Fausto Raciti.

"El PD, su política a nivel nacional y regional, ha sufrido una derrota impresionante. Si no realiza los cambios radicales necesarios y no reconoce los errores cometidos en los últimos años, el partido de Renzi corre el riesgo de perder las elecciones legislativas" del próximo año, advirtió Roberto Speranza, entre los líderes del PD que se salieron del partido por protesta.

El PD obtiene en Sicilia cerca del 15%, lo que representa un duro revés para Renzi, cuyo liderazgo comienza a ser cuestionado. Luigi Di Maio canceló este lunes el primer debate por televisión programado con Renzi para la noche del martes, aduciendo que el PD "se quedó sin líder".