La Liga Árabe se reunirá de urgencia a petición de Riad para hablar de Irán

Anuncios

El Cairo (AFP)

Los jefes de la diplomacia de los países árabes se reunirán con carácter "de urgencia" el próximo domingo en la sede de la Liga Árabe, a petición de Riad, para tratar sobre las "violaciones" de Irán en la región, informaron el domingo fuentes diplomáticas.

El encuentro se convoca en un contexto de guerra verbal entre los dos grandes rivales de Oriente Medio, Arabia Saudita e Irán, y de incertidumbre en Líbano, después de que su primer ministro, Saad Hariri, dimitiera sorpresivamente.

Según un documento interno facilitado a la AFP por diplomáticos árabes, Baréin y Emiratos Árabes Unidos apoyaron la petición de Arabia Saudita, que también aprobó Yibuti, que asegura la presidencia de turno de la organización panárabe, con sede en El Cairo.

Arabia Saudita presentó su solicitud a raíz del disparo de un misil, el 4 de noviembre, por los rebeldes yemeníes hutíes apoyados por Irán y que fue interceptado por los saudíes cerca de Riad, según la misma fuente.

El príncipe heredero saudí Mohamed Bin Salmán acusó a Teherán de una "agresión militar directa" contra su país. Irán desmintió cualquier implicación e instó a Riad a no jugar con fuego.

Para convocar la reunión extraordinaria en El Cairo, Riad también mencionó el incendio de una tubería, el sábado, que interrumpió momentáneamente el sábado el abastecimiento de petróleo saudí en Baréin. Manama, aliado de Arabia Saudita, denunció un "acto de sabotaje [...] y de terrorismo" por parte de Irán, que también rechazó las acusaciones.

"Las violaciones cometidas por Irán en la región árabe socavan la seguridad y la paz, no solo en la región árabe, sino en el mundo", según el memorando.

Desde el 5 de junio, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto cortaron sus relaciones diplomáticas con Catar, al que acusan de "apoyar el terrorismo" y de acercar posiciones con Irán.

Además, Arabia Saudita está siendo acusada desde la semana pasada de haber orquestado la dimisión del primer ministro libanés, Saad Hariri, anunciada desde Riad.