Saltar al contenido principal

Amenaza de motín conservador en el Parlamento británico por el Brexit

2 min
Anuncios

Londres (AFP)

El gobierno conservador británico podría ver cómo parte de sus diputados se unen a la oposición para imponer que el Parlamento tenga la última palabra sobre el acuerdo de divorcio final con la Unión Europea.

Theresa May y su gobierno prometieron al Parlamento que votará sobre el acuerdo final, pero se resisten a poner por escrito que se tratará de una votación legalmente vinculante.

Este miércoles, la primera ministra reiteró su promesa: "someteremos a votación de las dos cámaras del Parlamento el acuerdo final de salida entre el Reino Unido y la UE antes de que entre en vigor".

Fue precisamente el diputado conservador Dominic Grieve quien presentó la enmienda a la ley de salida de la UE que exige una votación "verdaderamente significativa" de este acuerdo final.

En unas declaraciones a Sky News, Grieve negó ser un rebelde y aclaró que su enmienda pretende imponer por escrito y explícitamente una votación que, según él y la oposición, el gobierno podría sortear, incumpliendo sus promesas.

"El gobierno nos ha dicho que a finales del año que viene habrá un proceso en el Parlamento para validar y dar el visto bueno al acuerdo", explicó Grieve.

"Pero en esta ley que estamos tramitando en estos momentos, en la cláusula 9 del proyecto de ley, hay un poder que podría invocarse para evitar totalmente e ignorar ese proceso", añadió.

La "cláusula 9" a la que se refiere Grieves es la que daría al gobierno las potestades conocidas como "los poderes de Enrique VIII", que permitieron al monarca medieval gobernar por decreto.

Por votación "significativa", explicó el laborista Chuka Umunna, los diputados entienden que sería "antes de la fecha de salida cuando se le proporcionarían al Parlamento extensos detalles del acuerdo, no simples encabezados" y que el Parlamento debería aprobarlo antes de que lo firme la primera ministra Theresa May.

May perdió la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes, lo que la obligó a pactar con los unionistas norirlandeses del DUP (Partido Demócrata Unionista).

Hasta ahora 10 diputados conservadores han firmado la enmienda Grieve, con lo que, salvo sorpresa de última hora, prosperará.

En un artículo en el diario Daily Telegraph, la diputada conservadora Heidi Allen dijo que votará a favor de la enmienda para proteger a la mayoría de electores de su circunscripción, que votaron a favor de seguir en la UE: "quiero que confíen en el rumbo que estamos tomando", escribió.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.