Saltar al contenido principal

Arranca el juicio al padre del "niño de la maleta" en Ceuta

3 min
Anuncios

Ceuta (España) (AFP)

El juicio al padre del niño marfileño que fue escondido dentro de una pequeña maleta para pasar la frontera hacia España comenzó este martes en un tribunal en el enclave español de Ceuta, en el norte de Marruecos, constató una periodista de la AFP.

El niño de ocho años, Adou Ouattara, vive actualmente en las afueras de París con su madre, a la espera de saber si su padre será condenado. Ali Ouattara, de 45 años, no hizo declaraciones a la prensa reunida frente al tribunal, donde será interrogado.

El 7 de mayo de 2015, una pequeña maleta transportada por una joven marroquí pasó por los rayos X del escáner en un puesto fronterizo de Ceuta, donde los agentes de la Guardia Civil se quedaron boquiabiertos al descubrir la silueta del niño acurrucado en posición fetal.

La fiscalía pide tres años de cárcel para Ali Ouattara. "Se puso en peligro la vida del niño aglutinado de forma inhumana en una maleta muy pequeña sin ventilación", leyó el presidente del tribunal, Fernando Tesón, al inicio de la audiencia, resumiendo los argumentos de la acusación.

Ante los jueces, Ali Ouattara alegó que vive desde hace ocho años en España, donde tiene permiso de residencia, trabajo estable y un hogar. Logró traer a su mujer e hija, pero la administración le negaba la venida de su pequeño hijo alegando que su salario de 1.300 euros no era suficiente para mantenerlos a todos.

Aseguró haber pagado 5.000 euros a una red de traficantes de personas que no le dijeron que le meterían en una maleta.

"Un hombre en Costa de Marfil, un camerunés, nos dijo que podía traer a nuestro hijo con una visa provisional hasta Madrid, pero cuando llegue a Madrid para recogerlo, el niño no venía y me dijeron, ahora vendrá por Casablanca, fui allí, y me dijeron que ahora iban a hacer pasar a mi hijo a través de la frontera de Ceuta", dijo el padre.

"Esto lo entiendo: usted lo que quería era traer a su hijo a España. ¿Pero no se preocupó de en qué circunstancias y no pensaba que podía traer algún tipo de ilegalidad?", preguntó el fiscal.

El padre garantizó que nunca se imaginó que su hijo sería introducido en una maleta. La joven marroquí que transportaba la maleta es buscada por la justicia, anunció el tribunal. La fiscalía pide seis años de prisión para ella.

Ali Ouattara, un exprofesor de filosofía y francés en Abiyán, llegó en 2006 de forma clandestina a España en una precaria embarcación, al igual que miles de africanos que todos los años se lanzar al mar para llegar a Europa poniendo en peligro su vida.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.