Saltar al contenido principal

Padres afirman que aún faltan 105 estudiantes tras ataque de Boko Haram en Nigeria

3 min
Anuncios

Kano (Nigeria) (AFP)

Un total de 105 estudiantes de un internado para chicas aún faltan al llamado tras un ataque de Boko Haram en Dapchi (noreste de Nigeria), que el presidente Muhammadu Buhari tildó de "desastre nacional".

"Después de que nos engañaran [...] las autoridades, que primero negaron el secuestro, antes de hacernos creer que habían encontrado a nuestras hijas, hemos decidido trabajar juntos para su liberación", explicó a la AFP Bashir Manzo, presidente de la Asociación de los padres de las desaparecidas desde el lunes.

Fue realizada "una lista completa de todas las chicas desaparecidas" y "registramos 105 nombres", añadió Bashir Manzo.

"El padre de cada una de las niñas se ha presentado y nos ha dado su nombre, el nombre de su hija, su edad, su clase, su ciudad natal y su número de teléfono", precisó Manzo, cuya hija de 16 años, Fatima, también está desaparecida.

Cientos de chicas jóvenes del internado de Dapchi, en el Estado de Yobe, huyeron durante el ataque de su escuela. Insurgentes del grupo Boko Haram llegaron por la noche en un convoy de vehículos para secuestrar a las estudiantes, según testimonios de lugareños.

El ataque recuerda al secuestro de 276 estudiantes de Chibok en abril de 2014, que dio a conocer a Boko Haram (cuyo nombre significa "la educación occidental es un pecado") en la escena internacional, conmoviendo a la opinión pública mundial en las redes sociales a través del movimiento "bring back our girls" (devolvednos a nuestras chicas).

Varios días después de los hechos, las autoridades siguen sin ponerse de acuerdo sobre el número de chicas desaparecidas ni sobre qué les puede haber ocurrido.

- 'Una catástrofe nacional' -

Desde 2009, Boko Haram protagoniza una sangrienta insurrección en el noreste de Nigeria. Sus ataques, y la represión por parte del ejército, han dejado más de 20.000 muertos y 2,6 millones de desplazados.

"El país entero está junto a las familias", declaró el viernes el presidente Muhammadu Buhari en un comunicado.

"Es una catástrofe nacional. Sentimos que esto haya podido producirse y compartimos su pena", añadió el jefe del Estado, elegido en 2015 tras haber prometido poner fin al conflicto que arrasa el noreste del país.

Además, prometió liberar a "las chicas de Chibok" durante su mandato. Hasta ahora, se ha podido rescatar a casi un centenar de ellas, a cambio de prisioneros e importantes sumas de dinero.

El ataque también atizó el debate sobre las afirmaciones de los militares de que los milicianos de Boko Haram están casi derrotados, después de nueve años de ofensiva.

Amsani Alilawan, un maestro de la escuela atacada, dijo que hasta el mes pasado había soldados estacionados en Dapchi pero que éstos fueron desplegados en otras zonas del país.

"Un mes atrás, ellos se llevaron a todos los soldados, los transfirieron a otra partes y nos dejaron sin ninguna seguridad", señaló el profesor.

Cuando ocurrió el ataque "no había ningún soldado", agregó señalando que había policías pero que estos huyeron al monte.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.