Saltar al contenido principal

EEUU moderó su crecimiento pero aún así superó lo esperado

3 min
Anuncios

Washington (AFP)

La economía estadounidense atenuó su ritmo crecimiento en el primer trimestre debido a menores exportaciones y gastos de consumidores pero aun así el resultado fue mejor a lo esperado.

El Producto Interior Bruto (PIB) creció 2,3% entre enero y marzo, contra el 2,9% registrado en el último trimestre de 2017, según la primera estimación divulgada el viernes por el departamento de Comercio.

No obstante, el resultado -que será objeto de revisiones- fue mejor a lo esperado por los analistas, que pronosticaban un crecimiento de 2,1% en los primeros tres meses de 2018, siguiendo la tendencia de los últimos años y pese al impulso de los amplios recortes tributarios fijados en diciembre.

El resultado sugiere que la actual expansión económica no se interrumpió, lo que podría ofrecer a la Casa Blanca algo de alivio al no cumplirse las previsiones de un crecimiento aún más débil.

Los economistas consideran que anomalías estadísticas pueden explicar parte de la debilidad, lo que significa que el crecimiento del primer trimestre puede resultar mayor en futuras revisiones.

El presidente Donald Trump prometió devolverle a Estados Unidos un crecimiento anual de 3% o más, y apuesta a una economía de bajo costo para producir mayores ingresos a nivel estatal y así compensar los 1,6 billones de dólares en recortes de impuestos.

Sin embargo, los economistas dicen que el ritmo actual de crecimiento probablemente está por encima del potencial, por lo que el crecimiento sostenido del 3% no es realista.

No se espera por ahora que la Reserva Federal eleve las tasas de interés en su reunión de la próxima semana, pero un crecimiento por encima de lo esperado y las señales de aumento de precios y salarios también divulgados el viernes podrían aumentar la presión para endurecer la política monetaria.

El consumo tuvo su trimestre más lento en más de cuatro años, con un aumento de 1,1%, tras un salto de 4% en el trimestre anterior cuando, los desastres naturales en el sur y el oeste de Estados Unidos impulsaron un auge en las compras de bienes y suministros.

- Efecto de huracanes -

Ian Shepherdson analista de Pantheon Macroeconomics dijo que los resultados del primer trimestre estuvieron "dominados" por los efectos de los huracanes que castigaron a Estados Unidos en el pasado verano boreal.

"El promedio para los dos trimestres, 2%, está en línea con la tendencia previa", dijo en una nota a sus clientes. Empero "el gasto del gobierno aumentará mientras duren los estímulos fiscales".

El gasto de los consumidores subió 1,1%; su menor tasa en más de cuatro años tras haberse disparado 4% en el trimestre anterior debido a los desastres climáticos que obligaron a comprar más suministros para reparar daños.

En contrapartida, los consumidores gastaron menos en autos y vestimenta y también bajaron las ventas de comidas y bebidas, dice el informe. Y las agencias inmobiliarias redujeron sus comisiones debido al repliegue del mercado.

Economistas espera que el PIB estadounidense rebote a 3% o más en el segundo trimestre una vez que se corrijan las distorsiones del primer trimestre.

"Los indicadores económicos del mercado inmobiliario y sectores de consumo fueron muy saludables en marzo lo cual es buen punto de partida para la actividad del segundo trimestre", dijo Mickey Levy, analista de Berenberg Capital Markets .

Entretanto, la inflación subyacente medida por el indice PCE, tuvo su más alto trimestre en más de 10 años, al subir 2,5%. La inflación subyacente excluye precios volátiles como energía y alimentos.

Ese 2,5% es 6 décimas de punto porcentual respecto al cuarto trimestre de 2017 y, por primera vez en dos años, coloca a la inflación por encima de la meta de 2% establecida por la Reserva Federal.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.