Saltar al contenido principal

El líder opositor armenio Pashinián espera ser elegido primer ministro

4 min
Anuncios

Ereván (AFP)

El parlamento armenio se reúne este martes para elegir al primer ministro, después de tres semanas de protestas antigubernamentales encabezadas por el líder opositor Nikol Pashinián que como único candidato al cargo está casi seguro de obtenerlo.

Este es el segundo intento de Pashinián de ser elegido primer ministro después de que la formación mayoritaria, el Partido Republicano, bloqueara su primer intento el 1 de mayo, pese a las promesas de que no obstaculizaría el proceso.

Esto llevó a una movilización de protesta que paralizó la capital Ereván y otras ciudades.

Pashinián llamó a deponer la movilización después de que el Partido Republicano, que tiene 58 representantes del total de 105 escaños, le aseguró que respalda su candidatura en este segundo intento.

El periodista de 42 años también se aseguró el apoyo de otros dos partidos importantes, el Partido de la Prosperidad y la Federación Revolucionaria de Armenia, que fue quien lo nominó como candidato junto con su formación Elk.

Pashinián es el único candidato al cargo.

En la noche del lunes, miles de partidarios de Pashinián se reunieron en el centro de Ereván agitando banderas tricolores y coreando su nombre.

"Estoy seguro al 95% que su candidato será electo como Primer Ministro mañana", dijo Pashinián a la multitud enardecida.

Los analistas han apuntado que el partido en el poder parece haber cambiado su posición con el objetivo de seguir teniendo el control de la legislatura.

- 'Periodo de desequilibrio' -

Sin embargo, la elección de Pashinián como primer ministro no necesariamente va a terminar con la crisis política ya que el Partido Republicano va a seguir teniendo mayoría en el parlamento y probablemente va a bloquear sus iniciativas.

Si los legisladores no logran elegir a un primer ministro en este segundo intento, el parlamento va a ser disuelto y habrá elecciones anticipadas.

En este caso, el impopular Partido Republicano tiene pocas posibilidades de retener su mayoría parlamentaria.

Para el analista Vigen Akopyan las elecciones anticipadas son un hecho, aunque Pashinián sea elegido primer ministro.

Por su parte, el experto Stepan Safaryan advirtió que Pashinián podría quedarse atrapado entre la espada y la pared.

"Armenia está entrando en un periodo interesante de desequilibrio. Antes de unas elecciones anticipadas Pashinián debe poder maniobrar entre la voluntad del pueblo y el partido que domina el parlamento, al cual él no pertenece y que no puede de entrada apoyarlo", explicó.

- Corrupción y pobreza -

Pashinián que en las últimas semanas ha forjado una popularidad creciente logró atenazar al partido gobernante con una campaña de "desobediencia civil" sin precedentes, que derivó en la crisis política más grave de los últimos años en el país, una república en el eje de Moscú.

Al fragor de las protestas, el veterano líder Serzh Sargsian se vio obligado a presentar su renuncia, una semana después de que asumieran como primer ministro después de haber sido presidente durante diez años.

Los expertos han expresado su preocupación de que el movimiento de protestas pueda desestabilizar al país, sumido en una disputa territorial desde hace años con Azerbaiyán.

El movimiento de protesta acusaba a Sargsian de aferrarse al poder después de que fuera él quien impulsó una controvertida reforma constitucional para transformar al país en una república parlamentaria con poderes ejecutivos concentrados en las manos del primer ministro.

Después de la victoria del Sí en plebiscito, miles de opositores salieron a las calles para denunciar irregularidades en los recintos de votación.

Los observadores del Consejo de Europa dijeron que el referéndum estuvo empañado por acusaciones de compra de votos a gran escala y por casos de voto múltiple, entre otras irregularidades.

Los partidarios de Pashinián reprochan a Sargsian, presidente de Armenia de 2008 a 2018, y al Partido Republicano no haber hecho retroceder la pobreza y la corrupción y haber dejado a los oligarcas el control de la economía de esta exrepública soviética del Cáucaso con 2,9 millones de habitantes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.