Saltar al contenido principal

Los principales candidatos a las presidenciales en Afganistán

3 min
Anuncios

Kabul (AFP)

Cuatro políticos destacan entre los 18 candidatos a las elecciones presidenciales de este domingo en Afganistán, que se celebran bajo la amenaza de los insurgentes talibanes.

- El saliente -

El presidente Ashraf Ghani, execonomista del Banco mundial y exministro de Finanzas, sueña desde hace años con reconstruir Afganistán. Cree que es uno de los pocos, sino el único, en poder lograrlo.

No hay sondeos creíbles, pero se le considera el favorito, pese a que la corrupción está profundamente arraigada en la administración afgana y su deseo de dialogar con los talibanes no se ha cumplido de momento.

Pese a varias ofertas de alto el fuego, los talibanes rehúsan desde siempre negociar con el gobierno de Kabul, al considerar que es un "títere" de Washington. De hecho, el gobierno afgano quedó totalmente excluido de las negociaciones celebradas en Catar en estos últimos meses.

Si es reelegido, Ashraf Ghani intentará sin duda llegar a un acuerdo de paz con los talibanes, si éstos lo aceptan. Si no, ya dijo estar listo a combatirlos "durante generaciones".

- El médico -

Abdulá Abdulá, jefe de gobierno y número dos del actual Ejecutivo, vuelve a intentarlo tras haber sido derrotado en las dos precedentes elecciones, ambas concluidas con numerosas acusaciones de fraude.

Antiguo oftalmólogo en Kabul, fue miembro del gobierno de Burhanudin Rabani durante la guerra civil de 1992-1996 en Afganistán. Fue brazo derecho del legendario comandare tayiko Ahmad Shah Masud.

Ghani y Abdulá ya se enfrentaron en 2014 en una elección ensombrecida por múltiples acusaciones de fraude, que generó una grave crisis constitucional que obligó a Estados Unidos a imponer un compromiso político a los dos hombres. Ambos siguen profundamente enfrentados, y nunca aparecen juntos en público.

Si es elegido, Abdulá Abdulá se ha comprometido a prorizar la paz.

- El carnicero de Kabul -

Considerado como uno de los jefes de guerra más sangrientos de la historia afgana, Gulbudin Hekmatyar fue un comandante antisoviético, primer ministro y ahora candidato a la presidencia.

Acusado de haber matado a miles de personas durante la guerra civil de 1992-1996, fue llamado el "carnicero de Kabul".

Estados Unidos lo acusó de colusión con los extremistas de Al Qaida y los talibanes, pero Hekmatyar logró un sorprendente retorno a la política en 2017 tras un acuerdo de paz entre su grupo extremista, Hezb-i-Islami, y el presidente Ghani.

Si es elegido se ha comprometido a supervisar la retirada de todas las fuerzas extranjeras de Afganistán

- El hermano del "León" -

Un cuarto candidato, Ahmad Wali Masud, espera beneficiarse de la popularidad de su hermano mayor Ahmad Shah Masud -uno de los principales opositores a la ocupación soviética en los años 1980 y al régimen talibán de 1996-2001- que fue asesinado por Al Qaida dos días antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Masud, con escasa experiencia política, es considerado un "outsider". Como mucho, puede aspirar a integrar el futuro gobierno.

- Los demás -

Entre los demás 14 candidatos hay un largo abanico de personalidades, entre ellas antiguos comunistas y un exjefe de espías, Rahmatulá Nabil, que dirigió dos veces la agencia de inteligencia afgana. Sus posibilidades de éxito son pequeñas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.