Festival Internacional de Cine de San Sebastián

Raúl Ruiz o la telenovela vista por el cine de autor

Fotograma de Misterios de Lisboa.
Fotograma de Misterios de Lisboa. Fuente: Festival de San Sebastián.

El director chileno Raúl Ruiz presentó en competición la coproducción franco portuguesa “Misterios de Lisboa”, un largometraje de 256 minutos de duración, en realidad una versión para el cine de esta lujosa serie de televisión producida por el portugués Paolo Branco. La reseña del enviado especial de RFI al festival. 

Anuncios

Se trata de una adaptación a la pantalla de la novela homónima de Camilo Castelo Branco, un clásico de la literatura portuguesa del siglo XIX. El guionista del filme que ha trabajado en estrecha colaboración con Raúl Ruiz es el portugués Carlos Saboga, que comparte con el director chileno su pasión por esa obra literaria. 

Aunque todavía convaleciente de una reciente enfermedad, Raúl Ruiz acudió a la presentación de la película y a la rueda de prensa, probando una vez más su erudición y su humor.
El gusto de Ruiz por la telenovela y por un cine de aventuras y fantasía que nada tiene que ver con el de Hollywood, sino mas bien con su propia formación literaria, le ha conducido a esta adaptación, cerrando un ciclo iniciado hace muchos años con ese mismo productor Paolo Branco, que le ha acompañado a lo largo de toda su carrera.

“Los misterios de Lisboa “cuenta la rocambolesca vida de Joao, un joven huérfano de catorce años protegido por un sacerdote y desgarrado por el deseo de conocer su propia historia y su filiación. Historias de venganza, de amor y de odio que se desarrollan en la Lisboa del siglo XIX, pero también en Francia, Italia y Brasil, con un hilo conductor: la búsqueda de la identidad de ese personaje principal.

Raúl Ruiz reinventa y reivindica el folletín a partir de los textos de Castelo Branco con la mirada de un cineasta autor y desafiando las normas de la distribución con este larguísimo metraje de cuatro horas con entreacto. Aunque advierte que hay una versión todavía mas larga.

A pesar de su duración, el relato es entretenido por su acumulación de aventuras, intrigas, pasiones y venganzas, así como por la calidad de su elegante puesta en escena, con sabio uso del fuera de campo y acertado montaje. Todo ello servido por un excelente reparto de actores franco portugueses. Una película que vale la pena ver y que por su calidad puede encontrarse al final en el palmarés de este festival.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas