Francia/Literatura

El Renaudot a Virginie Despentes por « Apocalypse bébé »

Virginie Despentes.
Virginie Despentes. © Bertini

El Premio Renaudot de literatura ha sido atribuido a la escritora y directora de cine francesa Virginie Despentes, que arrastra una explosiva reputación de provocadora desde su primera novela “Baise moi”, en 1993 que adaptó también para el cine. Con “Apocalypse bébé” obtiene ahora el premio Renaudot, pero se le escapa de las manos el premio Goncourt, en el que también había sido seleccionada, que ha ido a parar a Michel Houellebecq.

Anuncios

Con cuatro votos a favor y tres en contra, Virginie Despantes se ha impuesto, en el Renaudot, con “Apocalypse bébé” en ediciones Grasset, frente a Simonette Greggio también finalista con “Dolce vita” en ediciones Stock. Su novela muy esperada por la crítica es un triller contemporaneo que transcurre entre París y Barcelona.

Una mujer, con cuarenta años bien cumplidos y en pleno desasosiego que trabaja en una agencia de detectives privados, una adolescente desaparecida y una trotamundos lesbiana que va a participar en la investigación, tales son los personajes de ese mundo a la deriva, que describe con ironía Virginie Despentes.

Nacida en Nancy en 1969, Virginie Despentes trabajaba como empleada en la sección librería del Virgin Megastore de París, cuando publicó su opera prima “Baise moi” (fóllame) título provocador, en ediciones Florent Massot, que provocó todavía mayor escándalo cuando siete años, en el 2000, lo adaptó en versión cinematográfica.

En su biografía reconoce la escritora haber ejercido trabajos muy diversos, como prostituta por vía telefónica o en los peepshows, pero también periodista en revistas de rock y crítica de películas pornográficas. Su segunda novela fue en 1996 “Les chiennes savantes” (las perras sabias) con el mismo editor.

Dos años después cambia de editorial y publica con Grasset su tercera novela “Les jolies choses” (las cosas bonitas) con la que obtiene el premio Flore. Su estilo nervioso e irónico se afirma en el tratamiento de una temática recurrente en su obra: la prostitución, el lesbianismo, el trauma de la violación, la pornografía y la otra cara de la celebridad, con una evidente voluntad transgresora al servicio de la sátira social.

Según lo destaca ella misma su narración es a menudo alimentada por la observación de la gente y de las cosas que la rodean, de toda esa realidad llena de discriminaciones, de personas de diferentes orígenes sociales, de crisis existenciales y grandes perdedores.

Si bien su obra de ficción tiene una evidente coherencia temática, para mejor conocer el personaje de Virginie Despetes podemos recomendar la lectura de “King Kong teoría” un ensayo autobiográfico que escribió en 2006, donde revelaba haber sido violada cuando tenía 17 años de edad.

A propósito de ensayos destaquemos que el premio Renaudot al mejor ensayo ha correspondido este año a Mohamed Aissauoi por “El caso del esclavo Furcy” en ediciones Gallimard.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas