ARTE

'El Grito' de Munch bate récord de subasta

'El grito', del artista noruego Edvard  Munch, se convirtió el miércoles 2 de mayo de 2012  en la obra de arte más cara vendida en una  subasta, por un monto de 119,92 millones de dólares.
'El grito', del artista noruego Edvard Munch, se convirtió el miércoles 2 de mayo de 2012 en la obra de arte más cara vendida en una subasta, por un monto de 119,92 millones de dólares. Reuters
Texto por: María Carolina Piña
2 min

Una de las versiones de la obra maestra del pintor noruego Edvard Munch fue subastada el miércoles 2 de mayo de 2012 en Nueva York en 119,92 millones de dólares, convirtiéndose así en la obra de arte más cara que se haya vendido jamás en una subasta.  

Anuncios

No sólo fue la obra más cara que se haya subastado jamás sino también una de las más rápidamente se ha vendido. La subasta duró apenas 12 minutos en medio de un gran multitud que colmó la casa Sotheby's de Nueva York.

Siete compradores libraron una batalla feroz para llevarse esta obra maestra cuyo valor inicial era de 80 millones de dólares pero que fue vendida finalmente en 119,92 millones de dólares.

"El Grito" que se subastó ayer es uno de los cuatro cuadros del mismo nombre que pintó Edvard Munch entre 1893 y 1910, y era la única versión que pertenecía todavía a un particular, Peter Olsen, un hombre de negocios noruego, cuya familia había conservado el cuadro durante 70 años. Las otras tres versiones de este cuadro pertenecen al museo Munch y a la Galería Nacional de la ciudad de Oslo.

El ejemplar vendido ayer en Nueva York tenía la particularidad de tener inscrita en letras rojas en el marco del cuadro el poema que inspiró esta obra.

El nuevo propietario posee ahora el que algunos consideran el segundo cuadro más famoso del mundo después de la Gioconda. Munch representó allí a un hombre gritando, con las manos en las orejas, bajo el cielo ensangrentado de Oslo. Con el correr de los años este cuadro se convirtió en el símbolo de la angustia universal.

“’El Grito’ muestra para mí el momento escalofriante en el que el hombre se da cuenta de su impacto sobre la naturaleza y los cambios irreversibles que ha provocado, lo que hace ha hecho al planeta cada vez más inhóspito”, consideró Peter Olsen durante la venta, quien añadió que con los ingresos obtenidos por la venta servirán para la construcción de un nuevo museo consagrado a la obra del artista.

Sólo ocho obras habían superado los 80 millones de dólares en una venta por subasta, pero nunca antes se había alcanzado los 100 millones de dólares.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas