Carrusel de las Artes

El caballo tiene su museo en Francia

Audio 06:43
Caballos de carrusel en el Museo del Caballo de Chantilly.
Caballos de carrusel en el Museo del Caballo de Chantilly.

Redifusión. El suntuoso Palacio de Chantilly, muy cerca de París, inauguró su nuevo Museo del Caballo. Una institución inédita dedicada a la larga historia entre el hombre y el caballo.

Anuncios

El caballo ha acompañado al hombre desde la Antigüedad. Son más 6.000 años de historia resumidos en este nuevo Museo del Caballo que abrió sus puertas en un lugar de gran tradición ecuestre, el Palacio de Chantilly. Este nuevo Museo del Caballo se encuentra de hecho en las caballerizas colosales de este palacio conocidos por sus muy populares carreras de caballos y donde otrora la nobleza se dedicaba a la caza.

Gracias al mecenazgo del príncipe ismaelita, S.A. Aga Khan, este Museo del Caballo busca presentar a este noble animal, desde su aparición y domesticación, las diversas civilizaciones y razas pero también la historia común que ha escrito junto al hombre.

Vea las imágenes del Museo del Caballo

El recorrido comienza con una presentación audiovisual que muestra algunas de las representaciones del caballo: pinturas rupestres, esculturas grecorromanas, fotografía, cine. El público puede visitar las 17 salas que muestran todas las facetas del caballo, símbolo de prestigio y poderío, ayudante en las labores del campo y socio para el entretenimiento.

“La idea era hacer un museo para todos los públicos y con piezas interesantes, de colección y obras de arte. El lugar es mágico. El Palacio de Chantilly y sus grandes caballerizas se prestan para un museo de esta naturaleza que nos permitiera mostrar el estrecho vínculo del hombre con el caballo”, explicó a RFI el creador de este museo, Benoît Junod.

El Museo del Caballo muestra objetos venidos de todos los rincones del planeta. Pero también el nacimiento y evolución de los juegos, deportes hípicos y carreras. En una de sus salas, se muestra una película cortesía del ejército chileno sobre “Huaso”, el caballo que rompió el récord de salto alto. Eso fue en 1949 en Viña del Mar y todavía su marca sigue sin ser superada.

El paseo por el Museo del Caballo puede terminarse con un espectáculo en el teatro ecuestre de Chantilly y la visita a los establos que albergan puras razas francesas, ibéricas, árabes y de otras procedencias.

© RBpresse

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas