Carrusel de las Artes

Kahlo-Rivera, la obra y el amor se muestran en París

Audio 04:35
Frida Kahlo (1907 - 1954), Autorretrato con traje de terciopelo.
Frida Kahlo (1907 - 1954), Autorretrato con traje de terciopelo. © Foto Francisco Kochen / © ADAGP, París 2013.
Por: María Carolina Piña
9 min

Redifusión. El Museo de l'Orangerie presenta a partir de esta semana la esperada exposición sobre Frida Kahlo y Diego Rivera, dos artistas míticos mexicanos del siglo XX, cuya vida y obra estuvieron íntimamente ligadas.

Anuncios

La sola evocación de sus nombres despierta, en muchos, entusiasmo y admiración. Frida Kahlo y Diego Rivera, dos magnas figuras del arte mexicano del siglo XX se juntan nuevamente en París, en una vasta exposición en el Museo de L'Orangerie de París.

"El arte en fusión" es el nombre de esta muestra que presenta juntas las obras de la pareja mítica, amantes en la vida, artistas con universos plásticos diferentes aunque complementarios. El público parisino podrá admirar la producción de Frida, expresión de su vida trágica y tumultuosa, junto a la de su compañero sentimental, Diego Rivera, uno de los principales actores de la revolución artística mexicana y padre de la Escuela Nacionalista. Esta exposición es una invitación a descubrir las múltiples facetas artísticas de ambos, sus intereses y por supuesto, la pasión que los unió.

Vea nuestro diaporama:

“El objetivo es que se reconozca la grandeza de ambos, cada uno dentro de su propio estilo, y juntos. Por eso, están mezcladas las obras dentro de la exposición. Ellos por supuesto convivieron y trabajaron juntos, pero eran muy respetuosos de sus temáticas. A Frida no le interesaba pintar lo mismo que a Diego. Era muy consciente de que si ella hubiera querido pintar los temas mexicanos, jamás hubiese brillado con luz propia. Y a Diego tampoco le interesaba pintar autorretratos, ya lo había explorado antes. Lo interesante para él era contar la historia mexicana”, explicó a RFI Josefina García, la responsable de las colecciones del Museo Dolores Olmedo, de donde viene la mayoría de las obras presentadas en París.

Frida Kahlo era 20 años menor que Diego Rivera. Apenas se conocieron, se enamoraron y se casaron. Luego estuvieron divorciados durante un año y se volvieron a casar, se fueron infieles mutuamente, pero a la vez incapaces de vivir el uno sin el otro. Las obras presentadas en París son un testimonio de esa historia personal que alimentó el trabajo pictórico de cada uno.

“No es fácil presentar juntas las obras de Frida Kahlo y Diego Rivera, pero ése era el objetivo de esta muestra. Queríamos rendir homenaje al amor mítico entre ellos, un amor apasionado que puede percibirse en sus pinturas, que son muy diferentes, pero que aquí van a dialogar. También queríamos mostrar la verdadera dimensión de Frida como pintora. Frida se ha convertido en un ícono del siglo XX, pero a veces se olvida su importancia como artista”, agregó Béatrice Avanzi, una de las curadoras de la muestra.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas