Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

'Camille, Camille, Camille'

Audio 05:35
Por: María Carolina Piña

El teatro Lucernaire de París presenta este tríptico sobre la gran escultora Camille Claudel, amante de Rodin, quien murió en la miseria y soledad extremas.

Anuncios

Esta obra escrita por Sophie Jabès evoca a Camille Claudel en tres diferentes épocas de su vida: la joven y prodigiosa alumna de Rodin, la artista madura a punto de ser internada en une psiquiátrico y la Camille moribunda acosada por dolorosos recuerdos, delirios y destellos de lucidez.

“La figura de Camille Claudel me sedujo completamente, una mujer con un destino trágico y al mismo tiempo fuera de serie. Artista maldita pues sabemos que sus restos terminaron en una fosa común, en la parcela número 10, la correspondiente a los desequilibrados mentales, abandonada por todos. Este texto además tiene algo muy original porque multiplica a Camille Claudel por tres. Es un tríptico que cuenta diferentes períodos clave de su vida”, explicó a RFI Marie Montegani quien firma la puesta en escena.

"Camille, Camille, Camille", reúne en la misma escena a las tres Camille que terminan enfrentándose, entendiéndose, para luego regresar cada una a su soledad.

“Interpretar a Camille al final de sus días es como explorar profundamente el alma humana. Con este personaje, tengo la impresión de ir al fondo de la tierra, en busca de todo aquello que nos deja solos en esta vida, desde la infancia hasta la muerte. Es un sentimiento de soledad extrema y de combate permanente. Nos hace reflexionar sobre lo que llamamos locura o cuándo un ser humano comienza a estar loco. Y cuando se reúnen las tres “Camille” es un momento tan emotivo”, aseguró la actriz Clementine Yelnik quien da vida a la Camille más veterana.

La fresca e ingenua Camille de lso primeros años resucita en la actriz Vanessa Fonte quien confesó haber visitado todos los lugares donde vivió la artista y museos donde se encuentran sus obras. Por su parte, Nathalie Boutefeu interpreta a la atormentada Camille de la mitad de su vida, presa de una soledad destructora.

“Es el momento en que es imposible para ella crear. Ella, que tenía una imaginación desbordante, está seca de miseria, de infelicidad, cansada hasta la desesperación. Alguien que ya no puede ser, ni hacer; alguien que se condenó a sí misma”, aseguró Boutefeu.

© D.Ceccato

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.