Carrusel de las Artes

Abre el renovado Museo Picasso de París

Audio 04:52
© Reuters

La obra del gran pintor andaluz se muestra nuevamente al público en un edificio completamente restaurado y ampliado.

Anuncios

El Hotel Salé, en el corazón del emblemático barrio del Marais, es uno de los palacetes más bellos de París y sede del Museo Picasso. Este inmenso edificio de cinco plantas ha sido completamente renovado y restaurado para mostrar nuevamente al público la obra del maestro español.

El nuevo museo abrirá sus puertas el día en que se conmemora el aniversario de Pablo Picasso -nacido el 25 de octubre de 1881- luego de cinco años de intensos trabajos, de postergaciones y de polémicas. El resultado está, sin embargo, a la altura de las expectativas y de la obra del gran maestro del siglo XX.

Vea otras imágenes del Museo Picasso de París

“Hemos duplicado el espacio del edificio que antes estaba ocupado por oficinas y locales técnicos. La nueva superficie y fluidez del museo, permite presentar más de 450 obras maestras al mismo tiempo. No sólo pinturas o grandes formatos, sino también, pequeñas obras y piezas del taller de Picasso, que muchas veces pasaban desapercibidas”, explicó a RFI Anne Baldassari, la máxima especialista francesa de la obra de Picasso y responsable de la exposición inaugural.

Esta institución posee de hecho la colección pública más importante de Picasso en el mundo, compuesta por 4.755 piezas, muchas de ellas cedidas por los herederos del artista. Este fondo atraviesa todos los períodos en la obra del artista: Monocromías", "Primitivismo", "Cubismo", “Surrealismo”, "Pinturas de guerra", etc, entre las cuales se encuentran obras maestras como el "Autorretrato sobre fondo azul" (1901) o "La Celestina" (1904). Además, sólo en París puede verse una colección de guitarras y violines, pues se trata de collages frágiles que no pueden transportarse.

El subsuelo está dedicado a los talleres de Picasso. Fotografías, grabados y esculturas evocan obras clave de la carrera artística y los lugares donde fueron creadas: el Bateau-Lavoir, el castillo de Boisgeloup, el taller de la calle Grands-Augustins en París, la villa La Californie o la granja Notre-Dame-de-Vie en Mougins.

Una de las novedades es el ático del museo, un espacio bajo las vigas de madera que sostienen el techo y dan una sensación de intimidad: allí se colocaron los cuadros de otros artistas que Picasso admiraba. Cézanne, Gauguin, Degas, el aduanero Rousseau, Matisse, Braque, Derain, Renoir, Modigliani, Balthus o Miró dialogan con el creador español.

El nuevo Museo Picasso espera recibir unos 700 mil visitantes al año, aprovechando la actividad turística de París y la apreciación que hoy se tiene en el mundo del artista andaluz.

“Picasso habla un idioma común a todos, por eso es que es tan popular en cualquier parte del mundo. Es una obra mayor del siglo XX que habla una lengua plástica compartida por todos”, agregó Baldassari.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas