Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

‘El mercader de Venecia’, la obra polémica de Shakespeare

Audio 05:28
Los actores Régis Vlachos y Michel Papineschi en "El mercader de Venecia".
Los actores Régis Vlachos y Michel Papineschi en "El mercader de Venecia". © Julien Bielher
Por: María Carolina Piña

El Teatro Lucernaire de París presenta esta pieza, una de las más controvertidas del escritor británico, y que pone en escena a un rico usurero judío.

Anuncios

El mercader de Venecia es quizás la obra más "problemática" de William Shakespeare al hacer referencia a un rico usurero judío llamado "Shylock", quien es despreciado por todos en la Venecia de 1596. En esa época, los judíos eran obligados a vivir en ghetto y llevar un sombrero rojo según la ley cristiana. Una temática que recuerda otros tristes momentos de la historia de la humanidad y que ha suscitado polémicas al ser considerada por muchos una pieza antisemita.

Michel Papineschi en el rol de "Shylock".
Michel Papineschi en el rol de "Shylock". © Julien Bielher

Sin embargo, esta obra pone en evidencia la barbarie de la que es capaz el ser humano, con personajes turbios y ambivalentes, capaces de desgarrarse en situaciones absurdas.

“Más allá del debate que puede generar, en esta pieza no hay un solo personaje positivo, todos tienen intereses escondidos, Shakespeare explora ampliamente la ambigüedad del ser humano. Por otro lado, hay esa etiqueta de “pieza antisemita” con la que se ha catalogado a la obra. Mi intención era crear debate sobre este tema, más que crear polémica. Lo que anima a Shylock es la venganza pura, más que la enemistad contra los cristianos. eso, buscamos crear un personaje que suscitara en el público una cierta empatía”, explicó a RFI el director de esta puesta en escena, Pascal Faber.

En "El mercader de Venecia", el judío Shylock solicita una libra de carne de su adversario, Antonio, como pago de su deuda, lo que los hace enfrentarse en un juicio grotesco.

“Shylock es un hombre humillado, del que todo el mundo se burla, a quien tratan de 'perro', la gente lo escupe. Su hija se va con un cristiano, y además, le roban su dinero. Es un hombre con sed de venganza. Y como es judío, quiere vengarse de los cristianos que son quienes lo han humillado. Pero no se trata de una guerra de religiones. Nadie es absolutamente blanco o negro. Shylock tampoco lo es, es alguien que tiene muchas facetas. Es egoísta, tacaño, o sea, un hombre, con sus cualidades y sus defectos. Pero en definitiva es alguien que sufre, que se subleva y se venga”, agregó el actor francés Michel Papineschi, quien interpreta de forma brillante y justa al despiadado pero sensible Shylock.

Más allá de las interpretaciones, William Shakespeare coloca al espectador en el centro de la ambigüedad humana, de la mirada que ponemos en prójimo: Shylock visto por los cristianos, los cristianos vistos por los judíos. La sed de venganza, pero también, la necesidad de compasión.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.