Saltar al contenido principal
El Invitado de RFI

Valentina Carrasco, de Sade a Perrault

Audio 22:27
Valentina Carrasco en los estudios de RFI.
Valentina Carrasco en los estudios de RFI. Foto: Jordi Batallé/RFI
Por: Jordi Batallé
27 min

Se acaba de estrenar en el Teatro de L'Athénée de París, La bella durmiente del bosque, cuento musical del compositor italiano Ottorino Respighi, basado en el cuento de Charles Perrault. Opera de cámara, creada en los años veinte del siglo pasado para marionetas pero que ha dormido, como su bella protagonista, durante muchos años en los archivos.Esta nueva producción de la Opera Studio de la Opera del Rin en Estrasburgo, en la que se recrea el universo mágico de la obra de Respighi -con, ruiseñores, ranas y hasta un coro de estrellas- cuenta con la dirección musical de Vincent Monteil y la puesta en escena de Valentina Carrasco.  

Anuncios

Valentina Carrasco nace en Buenos Aires, donde realiza estudios de música, danza y literatura

¿Es cierto que tu madre te llevaba más al Teatro Colón que a la calesita?

Bastante, por que la calesita más cercana nos quedaba un poco lejos, y vivíamos a solo cien metros del Colón. Mi primer recuerdo, cuando tenía unos cuatro años es pasar por la entrada principal del Colón, estaba el público entrando para una función de tarde y mamá me dice “ven, ven, vamos a ver el foyer, que tiene unos vitrales muy bonitos". Entramos y un acomodador, nos vio y nos dijo a mi mamá y a mí: “¡Venga señora, venga!” y nos coló en la platea cuando justo se acababan de apagar la luces y empezaba el espectáculo. ¡Era nada más y nada menos que el Bolero de Ravel, bailado por Jorge Donn con coreografía de Maurice Béjart! Quede obnubilada.

Estudias música y danza, pero ¿cuando te das cuenta de que tu lugar no era en el escenario sino detrás?

Estudiaba música por que me gustaba, pero no me había visto nunca como solista, prefería la música de cámara. La danza la empecé por curiosidad, no quería hacer carrera de bailarina, además empecé tarde, pero me gustaba investigar el trabajo del cuerpo. Después de eso me puse a trabajar en el cine, en producción, -mi vida esta llena de casualidades- hasta que conocí a la gente de La Fura dels Baus en Buenos Aires. Por casualidad, les empecé a ayudar en la preparación de un Fausto, que fue su Fausto 3.0, su primera obra de texto. Yo entonces todavía estaba estudiando literatura alemana, y acaba de hacer un seminario sobre el Fausto. Cuando me puse a hablar con uno de esos catalanes que me habían invitado al ensayo, estaba muy emocionada con el Fausto. Nos pusimos a hablar... y así nos conocimos.

Escena de La belle au bois dormant
Escena de La belle au bois dormant ©Théatre de L'Athénée

Gracias a una beca vienes a París a estudiar cine. ¿Eso te permitió continuar tu relación con La fura dels Baus?

Exactamente. Desde aquel entonces no dejaban de decirme: “¡Vente a Barcelona a trabajar con nosotros!”. Pero como Carles Padrissa es un loco, pensé ¿para que me quieren esos catalanes en Barcelona? Yo no pensaba trabajar en el teatro, mi vida estaba más encaminada hacia el cine. Pero seguimos en contacto, nos enviamos mails casi diarios. Cuando obtuve una beca para estudiar cine en París, les llamé y me propusieron ayudarles en la realización de un vídeo, justo cuando se acababa mi beca. Por supuesto acepté encantadísima. Era un vídeo sobre la opera Don Quijote que estrenaron en el Liceo de Barcelona. Como yo leía música y era una creación contemporánea, necesitaban alguien que les ayudara y empecé a trabajar con ellos. Pensé que me quedaría un par de años, pero todavía sigo allí.

Escena de XXX, de La Fura dels Baus
Escena de XXX, de La Fura dels Baus © Valentina Carrasco

Uno de los grandes éxitos con la Fura fue XXX, espectáculo inspirado en “La filosofía del tocador” del Marques de Sade. Un verdadero catálogo sobre la sexualidad, del que eres coautora y directora de actores. La Fura nunca había ido tan lejos.

Es de los proyectos más interesantes que hemos hecho en nuestra vida. Carlus Padrissa y Alex Ollé querían hacer una obra sobre la sexualidad contemporánea. Yo conocía bien la obra del Marqués de Sade, incluso había hecho una tesis sobre un libro suyo. Le sugerí este libro por que en él se mostraba la iniciación a la sexualidad de una chica a cargo de dos libertinos de la época. Le hacen pasar por todo un catálogo de situaciones, de la mas anodina a la mas dura, pasando por enseñarle lo que es un genital, masculino o femenino. Con una precisión anatómica tal que nos chocó incluso a nosotros. En nuestro espectáculo lo ambientamos en una productora de películas porno.

(Pueden escuchar la entrevista completa haciendo clic en “escuchar”)

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.