Saltar al contenido principal
El Invitado de RFI

Romain Puertolas resucita a Napoleón Bonaparte en su última novela.

Audio 21:56
El novelista francés Romain Puertolas en los estudios de RFI
El novelista francés Romain Puertolas en los estudios de RFI Foto: Jordi Batallé/RFI

La editorial francesa Le Dilettante acaba de publicar Revive l’Empereur, reviva el Emperador, en la que su autor, el francés Romain Puertolas, resucita a Napoleón Bonaparte, confrontándolo a la sociedad francesa del siglo XXI, casi doscientos años después de su (supuesta) muerte.

Anuncios

Si los gags y las situaciones divertidas se suceden en la novela, Romaní Puertolas no deja de lanzar su cruzada personal contra los integristas musulmanes de Daesh,
bombardeándolos con bombas hilarantes, con el riesgo de que los daños colaterales nos maten de risa.

Romain Puertolas nace en 1975, en la ciudad francesa de Montpellier. Es licenciado en Literatura y Civilización Inglesa.

El hecho de haber nacido a caballo entre dos culturas, la española y la francesa -Monpellier esta a apenas una hora de coche de la frontera francesa- ¿te ha causado problemas o, al contrario, te ha enriquecido esa doble cultura?

Cuando eres niño es algo difícil, porque te sientes diferente. Eso que en Montpellier hay mucha inmigración española. Todos mis amigos se llamaban López o Martínez. En clase te das cuenta que eres casi el único y te da un poco de vergüenza. Era el sentimiento que tenia mi abuelo, quien era de Huesca y que se había naturalizado francés y no se podía decir que era español. Hablaba muy poco español o lo hacia a solos conmigo. Esto es lo que sentí durante la niñez. Pero después en la adolescencia somos un poco más rebeldes, lo que buscaba era ser diferente. Y pensé ¡tengo sangre española! Empecé a aprender español y a sentirme orgulloso de mis orígenes.

Hablas varios idiomas e incluso empezaste a estudiar Swahili durante tu viaje de bodas a Kenia. ¿Qué representan para ti los idiomas? ¿Una manera de viajar sin salir de casa?

Para mi los idiomas son muy importantes. Lo que a me interesa no es hacer turismo, vivir algo durante una semana o dos, sino integrarme. Formar parte de ese nuevo mundo que no conocemos. Y esto empieza por el idioma; después tienes que aprender la cultura. Cuando me fui a vivir a Barcelona en el 2000, hablaba español por que había estudiado Filología Hispánica y quizás hablaba español como Don Quijote. La gente me decía: “Hablas muy bien español pero esto no se dice así...” Entonces tuve que aprender la jerga local, el argot. Si voy de viaje de novios a Kenia, aprendo un poco el idioma local. Así aprendí ingles y también ruso. Pero siempre solo,. Soy autodidacta, compro libros, veo la televisión... me encanta.  

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.