Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

Vida de pareja, traición y desamor en una nueva pieza de teatro inspirada en ‘El miedo’

Audio 04:52
Las actrices Hélène Degy (Irene) y Ophélie Marsaud (Elsa).
Las actrices Hélène Degy (Irene) y Ophélie Marsaud (Elsa). © Olivier Brajon
Por: María Carolina Piña
8 min

El relato del escritor austríaco Stefan Zweig fue llevado a las tablas en una nueva mise en scene trabajada como un “thriller teatral”.

Anuncios

Una pareja se distancia poco a poco pero inexorablemente. El, Fritz, vive absorto en su trabajo y proyectos. Ella, Irene, se siente abandonada, entabla entonces una relación amorosa con su profesor de piano. Así entran ambos en una espiral de mentiras, hasta que la novia del pianista se entromete para sobornar a Irene y pedirle dinero a cambio de su silencio. Esto desencadena una crisis de angustia y obsesión en Irene, quien tema que su marido descubra su secreto.

© Olivier Brajon

Esta es la historia de "El miedo", una nueva puesta en escena ambientada en los años 50 e inspirada en el relato del escritor austriaco Stefan Zweig. La pieza aborda temas como los celos, la rutina, la falta de comunicación, la culpabilidad que crece y carcome al amor. Así nos lo explicó Elodie Menant, autora de la adaptación y de la original mise en scène de este relato que hace uso de un escenario móvil que cambia conforme avanza la historia.

“La idea era hablar de una pareja que al principio se ama, pero que se hunde en una rutina complicada. Él trabaja mucho, y debe hacerlo para alimentar a su familia. Quiere abrir su propio gabinete de abogados, lo que le roba mucho tiempo. Y de su lado, ella se siente abandonada, sola. Pero en el fondo se aman, solo que no logran pasar tiempo juntos para hablarse y vivir su amor. Así, la historia de amor desaparece, lo que les empuja a cometer errores, a desgarrarse mutuamente”, comentó a RFI Elodie Menant.

En "La Peur" (El miedo), Elodie Menant rompe la temporalidad y permite que las angustias de Irene tomen vida. El público asiste a lo que vive y piensa la protagonista; en otras escenas se mezclan presente y pasado. Quedan al descubierto la complejidad de los personajes, pero también sus miedos y fallas, en un torbellino con un final imprevisto. Una intriga que forzosamente resulta familiar.

“Quise jugar con el decorado, que el escenario cambiara con las situaciones para contar algo, y que no fuera estático. La trampa que acorrala a esta mujer también la vemos en el espacio interior de su casa, que poco a poco se va reduciendo. Este decorado que se modifica, nos permitió además situar a los personajes en el exterior o ver a través de las ventanas. Me inspiré en la película “La ventana indiscreta” de Hitchcock donde podemos escudriñar en la vida de los demás. Quería que el público se sintiera así: como un mirón, como un ratoncito que se escurre por la cerradura de una puerta”, agregó la directora de teatro.

"La Peur" (El miedo) inspirada en el relato homonimo de Stefan Zweig, se presenta en el Teatro Michel de París.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.