Carrusel de las Artes

Rumba y merengue son patrimonio mundial

Audio 08:31
El merengue.
El merengue. Facebook/Ministerio de Cultura de República Dominicana

Esta semana, la UNESCO, organización de la ONU para la ciencia, la educación y la cultura, agregó la rumba cubana y el merengue dominicano a la lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, para que se tome consciencia de su importancia.

Anuncios

Mezcla de ritmos africanos, antillanos y españoles, la rumba es la expresión de un espíritu de resistencia y autoestima así como un instrumento de sociabilidad que enriquece la vida de las comunidades que lo practican, apuntó la UNESCO.

>Haga clic en la imagen principal arriba para escuchar las entrevistas completas en versión audio.

El profesor de percusión cubana Sebastián Quezada, cantante del grupo Rumbabierta, cuenta cómo nació: “La rumba es un arte criollo que se creó en Cuba en la época de la esclavitud, en el puerto de La Habana donde los negros venían de un lugar particular de África, de Camerún y Nigeria. Tienen una clave muy importante cuando tocan música en sus rituales, y esa clave es la clave madre de la rumba, es el sujeto musical rítmico que va a acompañar los cantos y las percusiones de la rumba cubana que se toca con cajones y tambores, se canta y se baila”.

El merengue, por su parte, es un ritmo mucho más moderno, que apareció a finales del siglo 19 y que representa un elemento central de la cultura dominicana.

Alexander Bellance, promotor de la música dominicana en Francia, explica que “es una música que va con bases de tambora, güira y acordeón, y que principalmente vienen de la zona norte del país. El merengue es escuchado por todas las clases sociales. Es un ritmo que puede ser con mezclas más tradicionales, urbanas, modernas, y tiene una mezcla entre afro y español”.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas