Carrusel de las Artes

Con imágenes 3D renacen los sitios arqueológicos destruidos en Siria e Irak

Audio 05:16
Vista aérea 3D de Palmira.
Vista aérea 3D de Palmira. Iconem DGAM

En París, una exposición permite sumergirse en cuatro arqueólogicos destruidos o amenazados por la guerra en Siria e Irak. Entre otros sitios está el de Palmira, considerado como parte del patrimonio mundial por la Unesco, y símbolo del encuentro entre Oriente y Occidente.

Anuncios

Con las terribles imagenes de la destrucción de las estatuas gigantes de los budas de  Bamiyán arranca la exposición del museo del Grand Palais en París. Estas obras fueron construiddas en el séptimo siglo, pero los fanáticos talibanes de Afganistan, las destruyeron en 2001 (ver video aquí).

A través de reconstituciones 3D, los visitantes de la exposición pueden admirar cuatro sitios arquelógicos de Medio oriente, acompañados por cuatro piezas representativas de las épocas a las que corresponden.

Tres de estos cuatro sitios fueron vandalizados desde que estalló la guerra en Siria e Irak. Se trata de la mezquita Umayyad del siglo VIII en Damasco, uno de los lugares emblemáticos de la cultura islámica; el castillo Crac de los Caballeros, testimonio de la era de la cruzadas, bombardeado por el ejército sirio en 2012, y los restos de la ciudad iraquí de Khorzabad, capital de la civilización asiria que dominó la región en el primer milenio antes de Jesucristo. En este sitio se podían admirar los preciosos toros alados y androcéfalos, destruidos por Daesh el año pasado.

El cuarto sitio reconstituido en la exposición "Sitios eternos" es el de Palmira. En una triste coincidencia de fechas, la exposición abrió justo la semana en que el sitio arquológico sirio de Palmira volvía a caer en manos de los yihadistas de Daesh. La organización terrorista ocupó el año pasado este sitio milenario y después de asesinar al director de antigüedades, destruyo con explosivos y martillos varios templos, un arco de triunfo y varias torres (ver más detalles aquí).

Ante un bajo relieve de Palmira, conservado en París, Marielle Pic, directora del departamento de las antiguedades orientales del museo del Louvre detalló al microfóno de RFI la importancia regional de esta ciudad de la antigüedad:

"Este bajo relieve nos muestra que Palmira estaba entre dos mundos. Como lo puede ver en los mapas, Palmira está en el desierto. Este sitio tenía mucho éxito porque estaba en medio de las rutas de la caravanas. Palmira es un oasis, entonces habia agua y lo necesario para alimentarse, por eso paraban ahi las caravanas."

Y agrega que "la característica del arte de Palmira era reunir las diferencias influencias de Occidente y de Oriente. La ropa de los palmireños por ejemplo, consistía en una mezcla entre una toga romana y la ropa de los partos de Oriente. La época de oro de Palmira fue cuando tenía cercanías a la vez con los romanos y de los orientales de la actual Irán, en los siglos segundo y tercero después de Jesucristo."

Mensaje político

La reconstitución de los cuatro sitios arqueológicos conlleva también un mensaje politico. Las ruinas representan la diversidad cultural y religiosa que caracteriza la región de Medio Oriente. "Había una treintena de divinidades distintas, influenciadas tanto por Babilonia como por Occidente, y una de las cosas muy importantes que queríamos enseñar era la destrucción del templo de Bel, una de las principales divinidades de Palmira, y el de Baalshamin", explica Marielle Pic, conservadora del museo del Louvre. 

La reconstitución en imágenes de los templos destruidos da una idea de la grandeza de los sitios arqueológicos como el de Palmira que contaba con un anfiteatro, varios templos, como el de Baalshamin, un edificio de estilo romano de 200 metros de largo, clasificado en el patrimonio mundial de la humanidad.

Daesh retomó Palmira en diciembre de 2016

Yves Ubelmann, cofundador de una empresa de modelización en imágenes 3D de sitios arqueológicos, realizó registros del sitio, asi como miles de fotografias con drones para crear las imágenes 3D proyectadas en la exposición "Sitios eternos".

"Lo que intentamos hacer frente a la destrucción de sitios arqueológicos, es conservar, al menos de manera virtual, estos sitios cuyo futuro están amenazado, y que podrían desaparecer en los proximos años", dijo Ubelman a RFI.

El trabajo de reconstitución de Palmira fue realizado después de que el ejército sirio retomara la ciudad en marzo pasado. Sin embargo, los yihadistas se aprovecharon de la concentración de fuerzas regulares en Alepo para apoderarse de nuevo de Palmira. La exposición parisina permite entonces acceder, aunque sea virtualmente, a estos sitios amenazados por la guerra.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas