El Invitado de RFI

Nicolas Eyzaguirre instala su Cocina pública en París

Audio 29:33
Nicolás Eyzaguirre Bravo
Nicolás Eyzaguirre Bravo ©DR

Este domingo se presentaba en el Teatro Jean Vilar de Vitry sur Seine, localidad aledaña a París, la compañía chilena Teatro Container que instaló su Cocina Pública en la plaza Jean Vilar, frente al teatro, para una verdadera fiesta culinaria y artística.

Anuncios

  Nicolás Eyzaguirre Bravo ha nacido en Boston (EEUU) en 1982.

Estudió teatro en la Escuela de Fernando González de Valparaso (Chile) y con su compañera crearon el Teatro Container después de pasar una noche en una de esas gigantescas cajas metálicas transportables.

Su primera creación fue la obra Háblame como la lluvia, de Tennessee Williams, que se mostró en Valparaíso. El paso siguiente era entonces emprender la aventura a gran escala y gracias al auspicio de las empresas navieras y a Sitrans y TPS del grupo Ultramar, pudieron comenzar a trabajar en este evento y hacerlo itinerante.

La Cocina pública
La Cocina pública ©DR

La Cocina Pública se plantea como un taller abierto en el que los artistas responsables no son los autores de la obra, sino los que gestionan las condiciones para que ésta se produzca. El dispositivo pretende cumplir tres funciones: La de taller o laboratorio de producción artística, la de espacio de transmisión de conocimientos y la de centro de registro.

La Cocina Pública invita a distintas personas, habitantes de lugar donde ésta se emplaza, a compartir una receta especial con un grupo de comensales. La preparación del plato se desarrolla en vivo ante los participantes, quienes además colaboran en la producción picando, lavando y haciendo aquello que se les pide. De este modo, en el transcurso de la preparación y posterior degustación, afloran conversaciones en torno a la alimentación, anécdotas de comidas y secretos de cocina, permitiendo compartir diversas formas de hacer y de pensar.

La Cocina pública
La Cocina pública ©DR

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas